20.1.10

Holmes está donde está el corazón

Photobucket
SHERLOCK HOLMES
data: http://www.imdb.com/title/tt0988045/

¿Cómo retomar un personaje tan clásico como Sherlock Holmes, contar algo diferente y no traicionar su espíritu? Ése era el desafío de Guy Ritchie y hay que decir que (pese a las tibias críticas) lo consiguió. Se basó en el carisma de la pareja central, el inmenso Robert Downey Jr. y el muy eficaz Jude Law, dúo con mucha química y que sostiene el filme. Pero, también, con un muy buen guión, matizado con humor y algunos apuntes interesantes.

El primer acierto del filme es el contexto. Ritchie ubica a sus héroes en una Inglaterra en construcción, un Imperio que estaba sentando las bases de su futuro. La Inglaterra de “Sherlock Holmes" es oscura, sucia, maloliente. Realidad fluida, instante histórico en donde una nación puede mutar a su grandeza o a su derrumbe definitivo. En esa encrucijada trascendental, impera Holmes, el non plus ultra del credo a la razón y la lógica.

La trama de “Sherlock…” es similar a otras historias de superhéroes, donde hay un villano demencial que planea quedarse con el poder del mundo. Pero el villano de “Sherlock Holmes" utiliza un arma poderosa para lograr sus propósitos: la mentira a caballo del temor. Trucos de magia para encandilar a la masa, someterla a la imprecisión de una instancia superior para poder manejarlos sin dar respuestas. Un grupo de “iluminados” dictando las reglas del mundo entre cuatro paredes.

Photobucket

A ésa opción totalitaria se enfrentan Holmes y Watson. Y en algún momento de la divertida historia, apartando el pochoclo, comprendemos la épica batalla que afronta nuestro héroe. El logro de Robert Downey Jr. es hacernos participar, entre chiste y chiste, de la existencia de esa proeza. Una mirada, un gesto, una entonación, alcanza para tornarnos cómplices de esa conciencia.

La gran cualidad de la razón al oponerse al dogma es su propiedad igualitaria, intrínsecamente democrática. La lógica de Sherlock es para todos; los trucos de magia de su villano, en cambio, exigen la exclusiva minoría de las aristocracias.

Ésa es la moraleja detrás de la comedia, dimensión adicional que eleva el filme unos grados sobre el entretenimiento y la risa fácil.

2 comentarios:

Julia dijo...

La película me encantó. Me gustó mucho la recreación que hizo Guy Ritchie del personaje sin bastardearlo, al contrario, lo hizo para mi muy querible.
La dupla de los actores fue muy buena. La acción tiene le toque Ritchie que la distingue de otras, y no fue exagerada, creo que fue en la dosis justa, al mismo modo que las dosis de humor.

SCSP dijo...

Ahora, fijate que respecto a "Avatar" las críticas locales fueron más tibias. La película es muy sutil: juega con la comedia pochoclera, pero tira otras puntas que la vuelven diferente. El riesgo es quedarse sólo con lo pochoclero al no percibir la otra dimensión que es marca en el orillo de Ritchie.