2.7.15

tesla

el país

“De todos los mitos sobre Tesla, yo destacaría el del Rayo de la Muerte, porque ni siquiera el nombre es el suyo”. Así lo afirma el escritor y periodista Miguel Ángel Delgado (Oviedo, 1971), gran divulgador de la vida y obra del inventor serbio en español. “El nombre se lo puso la prensa del momento. Él ni siquiera propuso crear un rayo, sino un impulso de alta energía que, en forma concéntrica, sería lanzado desde una torre para destruir todo a su alrededor”.

El genio de Nikola Tesla (Smiljan, Imperio austrohúngaro, 1856-Nueva York, 1943) y la excentricidad del personaje, en vida y tras su muerte, han alentado todo tipo de exageraciones, cuando no su beatificación frente a antagonistas como el perverso Edison. Él mismo fue responsable, en parte, de su caricatura como genio loco, sobre todo en los últimos años. Además de las manipulaciones reales, hay que entender que el propio Tesla alentaba especulaciones sobre sus inventos y sus proyectos: “En las últimas décadas de su vida, cuando pierde presencia en los medios de comunicación y empieza a ser olvidado, él se resiste y empieza a escribir en los periódicos opinando de cualquier tema y respondiendo, ante cualquier nuevo invento que se presentase, con un eso ya lo he dicho yo antes. Es una persona que vive sola, con evidentes problemas mentales que van a más con los años, y que pretende llamar la atención”.

(…)

En sensacionalismo no le va a la zaga su máquina de los terremotos. “Surge de una anécdota que cuenta la biógrafa Margaret Cheney y que ya se refiere en la primera biografía de Tesla, la de Joseph O'Neill [Prodigal Genius: The Life of Nikola Tesla, 1944]. Parece ser que dejó trabajando un oscilador mecánico pegado a un pilar de su laboratorio y que empezó a crear una onda. Tuvo que volver a desactivarlo”. Ante la prensa congregada “afirmó que podría hundir el puente de Brooklyn en unas horas con un dispositivo que cabría en una maleta, incluso que podría partir la Tierra por la mitad en dos años creando una onda con explosivos”.

(…)

Pero si hay una construcción icónica que destaque sobre las demás es su torre Wardenclyffe, el núcleo de su sistema mundial de distribución de energía eléctrica sin hilos, que terminó siendo derribada por el gobierno de EE UU. ¿Por qué? ¿Es cierto que se temía que los alemanes la usaran contra los americanos durante la Primera Guerra Mundial? “Las patentes de Tesla comienzan a usarse en Europa. En Alemania, país que invierte mucho en estaciones con tecnología sin hilos, Telefunken trabaja con patentes de Tesla. Cuando Estados Unidos entra en la guerra comprueban que hay un señor, Tesla, que está recibiendo royalties anuales de Alemania y eso levanta las sospechas. De hecho, su cobro se interrumpe durante esos años. Pero para 1917 la torre Wardenclyffe estaba vacía: la compañía inversora, Westinghouse, se había llevado ya todos los aparatos que había dentro, pero había una cierta psicosis con los submarinos alemanes y el gobierno americano decide tirarla de manera preventiva porque no saben para lo que sirve”.

Cobros que nunca llegan y una pésima gestión financiera —“no quería perder el tiempo patentando pequeños inventos que, en cambio, le habrían dado muy bien de comer”— lo llevan a sufrir estrecheces, pero no hasta el punto, como se cree, de morir en una completa miseria. “En sus últimos años, Tesla recibe dos pensiones. Una, de la Westinghouse, que cobra por la presión de un grupo de admiradores liderado por el periodista Kenneth M. Swezey, cuando en realidad la compañía ya no estaba obligada a hacerle pagos por sus patentes. Tesla vive en el hotel New Yorker a cargo del gobierno yugoslavo por la intermediación de su sobrino, futuro embajador de Yugoslavia en EE UU. No es el Waldorf Astoria, pero no era ni mucho menos un hotel barato”.

(…)

Tesla, de hecho, negó parte de los grandes avances teóricos de su tiempo, como la Teoría de la Relatividad o la divisibilidad del átomo. “Tesla murió creyendo en el éter y negaba que la radiactividad fuera una radiación de la naturaleza; más bien pensaba que era una especie de radiación cósmica. En su descargo hay que decir que los cambios en los paradigmas de la Física de su tiempo desubicaron a muchos de sus colegas, no solo a él”. Quizá a Edison también, aunque probablemente ni se lo planteara por no tener una aplicación comercial inmediata.

Otro mito: ¿Despidió Edison a Tesla de su empresa? “No es cierto, fue Tesla el que decide marcharse porque Edison no le hacía caso con su sistema de corriente alterna. Tesla afirmó que Edison le había ofrecido 50.000 dólares que nunca le pagó, pero no está demostrado”. En realidad, el inventor de origen serbio era un admirador ferviente de Edison. “En París ya trabaja para él, aún sin conocerlo, en la Edison Continental, que era la empresa que desarrollaba la iluminación en Francia. Tesla decide irse a Nueva York porque cree que Edison le va a recibir, va a apoyar su sistema de corriente alterna en cuanto lo vea. Lo cierto es que hay un choque de egos: Edison quiere destruir un sistema que con toda evidencia es mejor que el suyo y en el que había invertido mucha de su fortuna y la de los inversores”.

Edison también ha sido objeto de la mitificación, aunque en otro sentido. “Se ha construido durante décadas un relato de Edison, muy al estilo norteamericano, como hombre hecho a sí mismo”. Para Miguel Ángel Delgado, Tesla también cometió errores, pero Edison es un personaje que recurría a métodos “directamente mafiosos” para mantener sus monopolios. “Está demostrado que una de las razones por las que la industria del cine se mueve de la costa este, donde nace, a la oeste es porque la United Artist nace huyendo de Edison, que envía a los Pinkertons a romper las máquinas de los competidores y no le tiembla el pulso”.

(…)

El otro gran antagonista de Tesla es Marconi. ¿Le robó el que se le atribuía como invento estrella, la radio? Delgado no lo cree así, aunque la explicación no es sencilla. “Tesla nunca pretendió crear un aparato para comunicarse, como la radio”. Cuando Hertz anuncia el descubrimiento de que las ondas electromagnéticas son capaces de transmitir energía eléctrica, el hallazgo estimula a muchos investigadores. De hecho, antes que Marconi y el propio Tesla, Aleksandr S. Popov en Rusia consigue transmitir señales de radio en San Petersburgo. En España, el almirante Cervera también hace investigaciones. “Es cierto que Tesla, en los últimos años del siglo XIX, va mencionando en una serie de conferencias elementos de lo que luego será la radio, como la toma de tierra, pero Marconi ya llevaba años trabajando en su propio método”. ¿Habría llegado Tesla a desarrollar su propia radio de haber tenido interés? “Quizá, pero hay que tener en cuenta que desprecia los rumores que le llegan y que afirman que Marconi está a punto de crearla”. Él está más interesado en objetivos más “elevados”, como su sistema mundial de energía.

A pesar de ese desprecio, Tesla demanda a Marconi cuando presenta su radio, y el tribunal termina reconociendo que Marconi ha usado algunas patentes suyas, pero también de otros investigadores. “La sentencia es muy compleja”, señala Delgado, lo que ha podido llevar a simplificarla afirmando que Tesla es el verdadero padre de la radio.

JOSÉ MANUEL ABAD LIÑÁN
“Nikola Tesla, la verdad del mito”
(el país, 28.06.15)

1.7.15

ojo chatarra: sexys

Del tablero Ojo Chatarra de nuestra cuenta en Pinterest:

http://www.pinterest.com/libretachatarra

Puñadito de chicas sexys de la fotografía, el dibujo y la pintura.
 photo 04b41622b24807ae15e2b5f7b3615e81_zpshy2elvup.jpg
bofransson: Lev Alexandrovich Russov (1926-1988). At the Neva River Embankment, 1963 handling of edges for movement
alongtimealone.tumblr.com


 photo eda38158487736f2634c95e001b75cb6_zpsapuq36pk.jpg
i need this dress
weheartit.com


 photo e5eb41916834171f5bedd2b7d3e53d04_zpspllv9j5r.jpg
Alphonse Mucha
alfonsmucha.org


 photo d66db2a106c5aaad0c99c1f4532a0230_zpsslwcy7pm.jpg
trans·la·tor /trænz?le?t??/ noun 1. a peculiar organism capable of transforming caffeine into texts.
pinuptranslator.tumblr.com


 photo 90b300d7dd49bf235895e0bf88d9e5f1_zpsnp3hyqro.jpg
Alphonse Mucha
wikipaintings.org


 photo f63e4eedcda7320acea37caa7161bf4a_zpsehdk1c1z.jpg
art
duitang.com


 photo 6a3cf2ba7b2fe1460d6a39c4733b396b_zpszcwvue4u.jpg
Japanese Geisha "Geisha (芸者?), geiko (芸子) or geigi (芸妓) are traditional Japanese female entertainers who act as hostesses and whose skills include performing various Japanese arts such as classical music, dance and games."
mr-goodbar.tumblr.com


 photo 183e9e8534a3de8ccbb1bc0f5dabc7d7_zpsjisgsdbw.jpg
Amber Valetta
she-who-must-obey.tumblr.com


 photo c45e28a36e0872c6aef31693f4dfa600_zpsy7quguca.jpg
The colors of Mozambique (by Fabiola Viviano)
pdi.tumblr.com


 photo 82f5220c88e14f36161eddfe00b85028_zpsp4rs0lnx.jpg
An Unknown Moulin Rouge Dancer In Paris, France, Circa 1890's by The Nite Tripper, via Flickr
por The Nite Tripper
flickr.com


 photo ecd42a4730257c1578f72fac18fc86d2_zpshpmy7ec3.jpg
Entra nella nostra pagina, vivi l'emozione del Glamour e del Mondo Fashion Chic. Condividi le foto sulla tua Bacheca. Se i Link sono di tuo piacimento Clicca il Mi Piace e commenta, in questo modo sapremo cosa gradite di più. Baci.
opusdesiderium.tumblr.com


 photo 9bb98b33e9b683b551784a69903950ef_zpskwptsvur.jpg
Music of the Spheres
saatchionline.com


 photo 14cb1220637ff292d8abc469676b6732_zpsqamsg996.jpg
Artist: Loui Jover; other 2013 Collage "mind mechanics". Saatchi Online Artist Loui Jover; Mixed Media, "mind mechanics"#art
saatchionline.com

30.6.15

linkdos: historia digital argentina

Saltando de sitio en sitio, topamos con un muy buen blog, con material que merece la pena comentarse y difundirse. El blog se llama “Historia Digital” (http://hd-libros.blogspot.com.ar) de Bruno Iván Correia. El sitio tiene muy buenos escaneados de mapas, libros antiguos sobre la ciudad de Buenos Aires, fotografías, artículos y links valiosos a otros sitios sobre el patrimonio porteño. Vale la pena rescatar algo de ese material para este post, como bichito que esperemos pique en interés de los visitantes.
historia digital argentina
La Plaza San Martín en Retiro hacia 1934.

historia digital argentina
Palacio De Ridder - Av Alvear 1491 (1960)

historia digital argentina
Vista del Paseo de Julio (Actual Leandro N. Alem) desde la Casa Rosada.
Notese la ausencia del Correo Central, lo cual apoya el fechado de estas fotos circa 1910. Esta es otra foto que merece mas análisis en relación a la suerte corrida por varios de los edificios que se pueden ver.


historia digital argentina
Ex Asilo de Mendigos - Actual Central Cultural Recoleta (1960)

historia digital argentina
El frente de la gloriosa casa, después de haberse derribado la torre y suprimido una parte de la derecha para dar paso a la Avenida de Mayo. Año 1938". "Frente del edificio 1931". "Julio 1932"

historia digital argentina
Pavimentando Rivadavia al 2100 (ca1945). Mucho, mucho detalle en esta fotografía, tuve que usar como 30 capas. De los archivos de la Ciudad de Buenos Aires

historia digital argentina
Cerrito y Viamonte

29.6.15

experiencias urbanas: gran verdad

“¿Y por qué todo tiene que ver con el dinero, mamá?”
(Niño de no más de diez años, caminando por la Avenida Álvear, una tarde sol, de la mano de su madre.)

27.6.15

patrick macnee in memoriam

el país

En una semana de muertes ilustres por estos pagos (Don Diego Maradona, Alejandro Romay), pasó desapercibida la muerte de un actor que encarnó una serie de culto, un hito de la televisión mundial que mejora, como los buenos vinos, con los años. En su casa en Rancho Mirage, California, a los 93 años murió Patrick Macnee. Para todos nosotros, Macnee es el elegante agente de bombín de “Los Vengadores” (que no tienen nada que ver con superhéroes si no con espías en la época de la Guerra Fría). “Los Vengadores” era el paradigma del humor inglés y de una década deliciosa, la del '60, como puede verse desde la apertura de créditos de la serie:



Macnee era un londinense con una historia particular: hijo de un entrenador de caballos que dilapidó los ahorros de la familia en apuestas y alcohol, soportó el divorcio de sus padres. Lo que no sabía el pequeño Macnee es que la “Tía Evelyn” era la novia de su madre y ése fue el motivo de la separación de sus progenitores. Pero ella fue decisiva en la educación de Macnee que llegó a estudiar en el elitista colegio Eton de dónde fue echado por vender pornografía a sus compañeros de estudio.

Sirvió en la Marina Real Británica en la Segunda Guerra y al terminar el conflicto, se puso a estudiar teatro. Estuvo en Estados Unidos y Canadá, sin destacarse especialmente, hasta que recibió la oferta que le cambiaría la vida: el papel de John Steed, en una nueva serie, la mítica “Los Vengadores”. La serie se mantuvo seis años en el aire y las mejores temporadas se dieron cuando Macnee hizo pareja con la bellísima Diana Rigg. Cuando ella se fue, los productores debieron reemplazarla por Linda Thorson:




Pero la serie se canceló al año siguiente. Hubo un relanzamiento de la serie en 1976, sin mucho éxito.

Patrick Macnee quedó anclado en su personaje. Nada de lo que viniera después se compararía a eso. No obstante, la serie dejaría en la inmortalidad a sus protagonistas. En 1987, por poner un ejemplo, The Pretenders lanzó un video junto a su tema “Don't get me wrong” en la que la líder del grupo Chrissie Hynde encarna a Diana Rigg buscando a John Steed. Al final del video, las imágenes de Macnee rinden tributo a la serie:



Macnee se la siguió rebuscando en series televisivas y películas de bajo presupuesto. Un muy buen ejemplo es el trailer de un filme de 1991, “Incidente en las cataratas Victoria” donde Macnee encarna a Watson, el compañero de un Sherlock Holmes que interpreta otro grande, también recientemente fallecido, Christopher Lee:



Macnee había interpretado a Watson, años antes, en un telefilme con su amigo Roger Moore. Pero le iba a tocar, también, el rol de Sherlock Holmes, en un excelente capítulo de la serie “Magnum P. I.” con Tom Selleck y John Hillerman (el inolvidable mayordomo Higgins). El título del capítulo podría caber, sin ningún problema, para el propio Patrick Macnee: “Holmes está donde está el corazón”. El capítulo puede verse en este video:



Cerramos nuestra despedida y homenaje al gran Patrick Macnee con una pequeña participación, como chofer de Noel Gallagher en el video de Oasis, para el tema “Don't look back in anger”.



Adiós Macnee. Hasta siempre.

26.6.15

los que ya no están: sportivo alsina

desafiliados

El 17 de octubre de 1916, nacía, en Valentín Alsina, un club que recibiría el nombre de El Aeroplano. Jugó sus primero partidos con una camiseta a rayas verdes y rojas verticales, con los que ganó el mote de “Verdirrojo del Sur”. Ya en 1918, un par de años después de su fundación, se entreveraba en los torneos amateurs del fútbol argentino.

En 1922, cuando se escinde la parte futbolística del club, toma su nombre definitivo: Sportivo Alsina. Y con ese nombre juega los torneos de segunda y tercera, hasta alcanzar en 1933 su mejor momento, al jugar en la primera división del torneo de la Asociación Argentina de Football. En ese torneo que Dock Sud sale campeón, el Sportivo Alsina finaliza quinto. Y en el siguiente campeonato, alcanza el octavo puesto.

Por pertenecer a la Asociación afiliada a la FIFA, el Sportivo Alsina supo tener a un jugador mundialista: el arquero Ángel Crippa fue el suplente de Héctor Freschi, en el único partido que Argentina jugó en el Mundial de Italia de 1934.

Su cancha se encontraba en Molinedo al 1300 (esquina Chaco). Y hay una anécdota graciosa (graciosa a la distancia), contada por hinchas de San Telmo que visitaron al Verdirrojo en 1924. La hinchada del Sportivo Alsina festejó con tiros al aire el primer gol de su equipo y un hincha reforzó el apoyo al equipo, entrando al campo de juego, con un cuchillo, amenazando al arquero candombero para que dejara pasar la pelota.

Con la unificación del fútbol argentino, el Sportivo Alsina naufragó entre las segundas y terceras categorías, saliendo campeón en el ’36 y en el ’41 por última vez. Jugó en los torneos del fútbol local, hasta 1946, cuando se desafilió de la AFA.

Dejó una pequeña estela en la historia del fútbol local, pero el Sportivo Alsina no se apagó como tantos otros: continúa en su sede de Choele Choele y Perón, como una importante institución social del barrio de Valentín Alsina, desarrollando disciplinas amateurs como el baby fútbol, básquet, vóley y patín, entre otros deportes.


amateurismo en colores
FUENTES:

Una nota del blog “Piel de Ascenso”:
http://pieldeascenso.blogspot.com.ar/2013/05/desafiliados-vol-vii-sp-alsina.html

Una entrada en el blgo “Aquí Ascenso”:
http://www.aquiascenso.com.ar/futbol/index.php/2013/01/05/historia-del-club-sportivo-alsina/

Una entrada en el blog “Desafiliados”:
http://desafiliadosdelfutbolargentino.blogspot.com.ar/2011/06/club-sportivo-alsina.html

Un post del blog “Amateurismo en colores”:
http://amateurismoencolores.blogspot.com.ar/2011/05/sportivo-alsina.html

25.6.15

apuntes de historia argentina: héroes en segundo plano

wikipedia

© CARLOS CURTI

Para resumir en unos pocos el talante heroico de aquellos argentinos, señalemos algunos episodios protagonizados por esa “gente de segunda fila” que, salvo escasas excepciones, no está en el bronce ni es recordada en los generalmente esquemáticos y convencionales calendarios oficiales.

En la dolorosa y cruel contienda de la Triple Alianza, librada por Argentina Brasil y Uruguay contra el Paraguay, entonces rico y fuerte, durante los combates Sauce o Boquerón (16, 17 y 18 de julio de 1866), rivalizaron en heroísmo los veteranos y los ya fogueados hombres de la Guardia Nacional, el “pueblo en armas” precursor del servicio militar obligatorio. La lucha cuerpo a cuerpo fue formidable: se peleaba con los fusiles y las bayonetas, pero también con piedras y tierra arrojada a los ojos para sumir en la ceguera al adversario.

Cuando atacó la división del coronel Cesáreo Domínguez, quedó demostrado una vez más el valor de aquellos milicianos (en cuyas filas había también extranjeros de alma argentina) que un día habían sido arreados para la guerra pero ahora desplegaban su temple en torno a la azul-celeste y blanca enseña de la patria común. Teófilo Ivanowsky, con la mano hecha pedazos y con su fuerte acento extranjero, incitaba a los soldados del Mendoza-San Luis a entrar en la trinchera. Rómulo Giuffra, el “bersagliere” italiano que comandaba a los bizarros fusileros sanjuaninos, caía con tres heridas profundas. El cordobés mayor Palacios debía ser sustituido por un oficial subalterno al quedar fuera de combate. Una bala de cañón le llevó las dos piernas al teniente Lemos, quien, en un último esfuerzo, desenfundó su revólver, se lo dio al capitán Villanueva y le pidió que lo despenara: “Muero contento porque asisto a nuestro triunfo y he cumplido con mi deber”, dijo, y dejó de existir.

El portaestandarte del Mendoza-San Luis rodó en aquel momento alcanzado por otro proyectil, y el sargento Pedro Coria, arrancándole la enseña, saltó sobre el foso al grito de “¡Viva la patria!”. El sargento Linares, del mismo batallón, gritaba: “¡No miren a los que caen: hemos venido a pelear y a vencer!”. A su lado, el soldado Raimundo Carreras trataba desesperadamente de cavar escalones con su bayoneta para trepar al parapeto.

Finalmente, los argentinos lograron tomar momentáneamente la posición. Al hacerlo cayó gravemente herido el capitán sanjuanino Leandro Sánchez. Su colega cordobés Pedro Sosa logró subir pero murió en el acto. Fue entonces cuando sucumbió el abanderado del 2 de Entre Ríos. El sargento Máximo Eguren, de ese batallón, tomó la bandera y le gritó a sus muchachos: “¡Síganme si son hombres!”, a lo que contestó uno de ellos: “¡Lo hemos de seguir, sargentito!; ¿acaso usted nomás es argentino?”...

Un nuevo ataque parecía suicida. Los paraguayos habían concentrado grandes masas de tropas en todo el sector. No obstante, se dispuso el avance de dos brigadas al mando del coronel Argüero. Éste, al saludar al general Emilio Mitre, le dijo, entristecido: “Esté seguro, general, que voy a cumplir con mi deber; le recomiendo a mi familia”. Apenas fueron avistados comenzó una verdadera masacre, que se acentuó cuando los cuerpos chocaron con el adversario. Cayó herido el teniente coronel Orma y le cedió el mando de las fuerzas a don Mateo Martínez, “el ídolo del pueblo de Buenos Aires”. Luego de media hora de combate, decidido a hacer un último esfuerzo, éste le pidió la enseña de su batallón al abanderado Miguel Mazzini, para hacerla tremolar, él mismo, en lo más recio de la acción. El joven oficial se negó con vehemencia: “Iré donde vaya mi bandera, y mi mayor gloria será mancharla con mi sangre. ¿Dónde quiere que la clave?”. “¡Allí!”, contestó Martínez, señalando la trinchera...

Ciento quince años después, el 2 de abril de 1982, al producirse la toma de Puerto Argentino por infantes de marina, fue abatido por el fuego inglés el capitán de corbeta Pedro Giachino. Al contemplar a su jefe herido, un modesto cabo 1° buzo táctico enfermero, Ernesto Urbina, se lanzó sin vacilar a ayudarlo. Los británicos no advirtieron la cruz roja que lo identificaba y le dispararon. Resultó gravemente herido. Al preguntarle sus compañeros por qué se había expuesto, sin armas, a las balas adversarias, respondió: “¿Qué, acaso iba a abandonar a mi jefe?”

Tales, entre tantos, estos episodios de intrépida bravura que invitan a pensar en que el espíritu de entrega y patriotismo no es patrimonio de especie de semidioses remotos, empinados en el bronce, sino de gente sencilla que antes y, seguramente ahora, en los más diversos planos, protagonizan gestos heroicos en forma cotidiana.

FUENTE:

http://www.lanacion.com.ar/568829-episodios-olvidados-heroes-sin-bronce