28.7.16

ojo chatarra: afiches y posters

En el tablero Ojo Chatarra de nuestra cuenta en Pinterest:

https://es.pinterest.com/libretachatarra

imágenes de afiches y posters.
OJO CHATARRA
Power and Equality - Shepard Fairey

OJO CHATARRA
Shepard Fairey Make Art Not War Offset Poster Release
insidetherockposterframe.blogspot.com


OJO CHATARRA
♥ Dior by René Gruau, 1958

OJO CHATARRA
Guardado desde us2.campaign-archive1.com

OJO CHATARRA
The Legacy Of Polish Poster Design
Lwow (Lviv), 1928 - Polish
Guardado desde smashingmagazine.com


OJO CHATARRA
-Walter Benjamin recognized the importance of Dada when he wrote in 'The Work of Art in the Age of Mechanical Reproduction' that when authenticity ceases to be an important part of making art, "the total function of art is reversed. Instead of being based on ritual it begins to be based on another practice, politics." Image:http://www.johnvalentino.com/Teaching/Art190/Projects/190Proj2/Dada.html
Guardado desde madamepickwickartblog.com


OJO CHATARRA

OJO CHATARRA
polish poster
Guardado desde theaoi.com


OJO CHATARRA
Mirella Bruno Visual Acoustics.
Mirella Bruno Visual Acoustics. de Mirella Bruno Visual Acoustics.
Guardado desde mirellabruno.tumblr.com


OJO CHATARRA
1963
Guardado desde ojoconejo.tumblr.com


OJO CHATARRA
Koi fish, symbols of abundance
Guardado desde chinesepaintings.com


OJO CHATARRA
Akatre poster design
Guardado desde postersilike.tumblr.com

27.7.16

transhumanismo

el mundo
Otro reportaje para recomendar, el que el diario español “El Mundo” realizó al filósofo francés Luc Ferry. Su definición del transhumanismo, las alternativas del proyecto europeo, el desafío del terrorismo islámico, reflexiones que merecen la pena considerarse para abrir la discusión hacia otros caminos menos transitados. Seleccionamos los mejores párrafos de un reportaje que merece leerse entero.
(…)

El transhumanismo es un movimiento que aparece en EEUU hace ya más de 20 años, financiado a golpe de millones por las grandes empresas de Sillicon Valley y, en particular, por Google que creó en 2008 la Universidad de la Singuralidad y en 2013 una filial que se llama Calico, Californian life company, para intentar aumentar la longevidad humana y luchar contra la vejez y la muerte. Se trata de pasar de una medicina terapéutica a una de la mejora del ser humano. Al igual que mejoramos especies de animales o de harina, podemos mejorar la especie humana. Nunca hemos aumentado realmente la longevidad humana sino erradicado las muertes precoces que hace que nuestra media de vida sea más amplia que en 1900 pero seguimos muriendo en torno a los 100 años. El proyecto de Calico es llegar hasta 200, 300 años, puede que más. Gracias a la ingeniería genética, a la biocirugía, biotecnología, nanotecnología... será posible. Además, pretende crear un nuevo eugenismo, opuesto al del nazismo, para luchar contra la desigualdad natural, es decir, pasar del azar a la elección. Los transhumanistas creen que llegaremos a corregir cualquier anomalía genética notablemente gracias a la edición de genes, lo que ya hoy es relativamente barato.

(…)

Es una cuestión de tiempo. Por tanto, es necesario anticipar las preguntas morales y políticas que supondrá. En EEUU y Alemania ya lo están haciendo, pero aún no en la vieja Europa.

(…)
somos (Europa) viejos estados atacados por la globalización. Toda la innovación es americana: Google, Amazon, Facebook, Apple, la Tercera Revolución Industrial, la del big data, la nanotecnología, la inteligencia artificial... todo viene de EEUU. Después de ellos están los chinos, israelíes y suizos pero nosotros sólo tenemos migas.

(…)

Nuestros políticos no conocen nada de lo que le estoy contando. (…) No saben nada ni de Ciencia ni de Economía. Si se toma de referencia a los grandes intelectuales franceses, aunque sean mis amigos, se trata de gente culta a la que respeto, pero no conocen nada de esto. He pasado cuatro años para escribir este libro tratando de comprender lo que pasa y me he dado cuenta que nuestros políticos, en Europa, están a la cola de la innovación.

(…)

Nuestros líderes políticos y las políticas económicas se han quedado en lo nacional mientras el mercado es mundial. Los GAFA -acrónimo de Google, Apple, Facebook, Amazon- son mucho más potentes que los estados hoy. Defiendo que hay que hacer frente con urgencia a la regulación de economías colaborativas pero una regulación nacional no tiene sentido. Prohibir un servicio que está permitido en Berlín, Madrid o Londres no sirve. Es importante entender que estas empresas, esta economía no apunta a un fin del capitalismo, sino a una mercantilización del mundo donde cada uno pone en venta sus medios. Es un hipercapitalismo en el que la regulación será vital.

(…)

Creo que la crítica a Europa es justa pero la conclusión es errónea. Europa está lejos de la población, no es democrática, nadie entiende sus instituciones, no hay una armonización fiscal. La única solución es el federalismo. De lo contrario no tendremos la potencia para hacer frente a Daesh, a la guerra, a otras economías, ni siquiera a la inmigración en lo que estoy de acuerdo con la señora Merkel. Si fragmentamos Europa, vigilar las fronteras será mucho más difícil, exigirá más dinero y más efectivos. Hay que crear un parlamento de la zona euro, hay que crear una política de inversión en la innovación para compensar las políticas de austeridad contra las que se rebelan Tsipras, Podemos y los rebeldes de la izquierda en Francia. Hay que multiplicar Erasmus por 10. Hay mil cosas inteligentes que se pueden hacer: acercar los parlamentos nacionales a los europeos, todo en un sentido federal. Si nos alineamos con los antieuropeos estamos muertos. Para ser claros, la civilización europea desaparecerá si no construimos una Europa federal y hoy esto solo es posible a 12, no a 28. La ampliación ha sido la gran catástrofe de la Unión.

(…)

…había que hacer dos Europas, dos círculos. Hay que hacerlos.

(…)

Hubiera sido más inteligente meter a Turquía que a Polonia o Hungría. Para empezar porque no es un país árabe, es musulmán, pero es un puente entre occidente y el mundo árabe. Hemos enviado a Turquía hacia la islamización radical.

(…)

¿Qué son los derechos humanos sino la religión de los laicos? La igualdad a ojos de Dios se ha convertido en la igualdad ante la ley... Las religiones odian el transhumanismo porque prosperan sobre el miedo a la muerte. Este movimiento lucha contra la vejez y la muerte. No lo logrará pero podrá aumentar tanto la vida como para que las religiones se preocupen por el transhumanismo, por tanto diría que es una nueva religión laica.

(…)

Lo que demostró el nazismo es que el pueblo más cultivado, con los filósofos más importantes del siglo XX, votó al 80% por Hitler a pesar de que Mi lucha ya había sido publicado y la barbarie antisemita se perfilaba. Bin Laden o los líderes de Daesh han sido gente muy culta que cuenta incluso con doctorados. La educación, contrariamente a lo que pensaba Kant o Victor Hugo, no protege de la barbarie. La corrupción de los mejores es la peor. Soy favorable al cierre de puntos de propaganda salafista, creo que hay que ser duros y que cuando estamos en guerra no hay que dejar salir a aquellos que han sido condenados por yihadismo. Vamos a tener Daesh durante 20 años. Atentados como el de Orlando o Bataclan se reproducirán en Francia, España o Italia, es inevitable.

(…)

vamos hacia sociedades que se parecerán a Israel, muy democratizadas pero blindadas. (…) Desafortunadamente nos veremos abocados a renunciar a ciertas libertades para tener un poco de seguridad. La solución es la prevención, los servicios de inteligencia, la seguridad y no dejar salir a los que han cometido actos de guerra, a alguien que ha ido a Siria y ha matado a gente. Cuando vuelven no les condenamos a tres años de prisión, los mantenemos en centros de retención hasta que termine la guerra. Si no tenemos pena de muerte, contra la que estoy totalmente en contra, al menos no soltemos a los guerrilleros.

(…)

Hemos perdido la costumbre de la guerra que ha desaparecido de Europa gracias a la democracia. Pensábamos que la pacificación de las relaciones franco-alemanas era el modelo de toda Europa y que después de tres guerras terribles con los alemanes, esta reconciliación era la paz para la eternidad. Ahora descubrimos que estamos de nuevo en guerra, en una asimétrica contra la gente, no contra los Estados, y no sabemos qué hacer. Israel lo conoce bien, nosotros todavía no. Nos llevará un tiempo comprenderlo y además, como la izquierda no comprende nada de lo que está pasando, tendremos que esperar a tener un segundo o un tercer Bataclan antes de despertarnos. Pero nos despertaremos.

(…)

Reportaje MARÍA D. VALDERRAMA a LUC FERRY
“En Europa cualquier imbécil puede masacrar a cientos”
(el mundo, 27.07.16)

26.7.16

una nueva revolución

el país
Sociólogo y economista, Jeremy Rifkin predijo tendencias como el fin del trabajo y la tercera revolución industrial basadas en las energías sustentables y las consecuencias de Internet tal como la economía colaborativa. El diario “El País” de España lo reporteó hace unos días y de ese muy buen reportaje (que recomendamos) extrajimos algunos párrafos destacados.

(…)

La segunda revolución industrial ya ha tocado techo y está en pleno declive. El elefante en la habitación es el cambio climático: nos enfrentamos a transformaciones radicales en el planeta en los próximos 50 años, no en dos siglos. Necesitamos un nuevo planteamiento económico y debemos enfrentarnos a la pregunta fundamental sobre cómo producimos.

(…)

En todos los grandes cambios económicos han convergido tres factores: el primero son las comunicaciones; el segundo, las nuevas fuentes de energía que impulsan la economía; y el tercero, innovadoras formas de transporte que son más eficaces. Así, la segunda revolución industrial nació en Estados Unidos con la electricidad centralizada, el teléfono, la radio y la televisión, y el petróleo barato de Texas. Henry Ford puso a todo el mundo en la carretera. Esto se prolongó durante un siglo, pero en julio de 2008 todo se vino abajo cuando el precio del crudo alcanzó su máximo histórico, 147 dólares el barril. La economía se vino abajo porque todo dependía de las energías fósiles y nucleares. Con los precios actuales, estas empresas no son competitivas, no se pueden sostener por debajo de los 40 dólares el barril, todas van hacia la bancarrota. Hemos llegado al final de esa segunda revolución industrial, basada en las energías fósiles.

(…)

¿Cómo va a crecer la economía si está conectada a infraestructuras del pasado que alcanzaron a cumbre de su productividad en los años noventa? Se tocó techo y esto es lo que muchos partidos políticos, de izquierdas o derechas, no entienden, aunque los empresarios empiezan a comprenderlo. Por ejemplo, en España se pueden llevar a cabo todas las reformas laborales que se quiera, o crear incentivos para nuevas inversiones, pero no va a haber ninguna diferencia porque las empresas están conectadas a una infraestructura obsoleta.

(…)

El capitalismo todavía no sabe cómo hacer frente a esa economía colaborativa. Yo considero que es un nuevo sistema económico, como lo fueron el capitalismo y el socialismo. Está aquí para quedarse, aunque ahora parezca algo muy nebuloso. Ya hemos visto lo que ha pasado en las comunicaciones, ahora veamos qué ocurre con la energía y los transportes. La tecnología digital nos lleva a costes marginales cercanos a cero. La gente joven está produciendo y compartiendo su propia música, el coste de producir con calidad de estudio es casi cero y los jóvenes comparten el resultado casi por nada. Ocurre lo mismo con los vídeos. Los periódicos y las revistas están viviendo eso con las redes sociales. La gente contribuye a Wikipedia por nada, el conocimiento del mundo se está democratizando. Muchos pensaron que eso sólo ocurría en el mundo virtual, no en el real, pero lo que mantengo es que cuando aplicas esto al Internet de las Cosas esa diferencia desaparece. Lo estamos viendo con la energía, el transporte y la logística. Por ejemplo, en Alemania, con cuyo Gobierno trabajo desde hace décadas, la energía eólica y solar está aumentando muy rápidamente con un coste marginal cero. En 10 años será el 40% y en 2040 será el 100%. Es un progreso parecido al de los microchips en las computadoras: en los años 40 había un par de ordenadores y costaban millones de dólares, pero luego vino el chip Intel, y ahora tenemos ordenadores en los teléfonos que cuestan 25 dólares en China, más poderosos que los que se utilizaron para mandar al hombre a la luna. Aún se ignora que va a ocurrir el mismo proceso con la energía solar y eólica: en 1978, un vatio solar costaba 78 dólares, ahora cuesta 50 céntimos. Y en 18 meses costará 35 céntimos.

(…)

Una vez que pagas por la infraestructura, luego los costes son cero. El viento o la luz no nos mandan la factura. Existen varios factores fundamentales que determinan que esto funcione, uno de ellos es la conectividad necesaria para el transporte y la logística. Tenemos que hacerlo todos a la vez. Alemania y Dinamarca se están moviendo mucho más rápido que los demás, y lo están logrando. El año pasado, un día hubo tanta energía solar y eólica que tuvimos precios negativos. Es gratis. Insisto: no es una teoría.

(…)

China es consciente de que se perdió la primera revolución industrial y parte de la segunda. Estoy viajando constantemente allí y ahora se mueven muy rápido. Invierten mucho dinero en la digitalización de la electricidad, de tal forma que millones de chinos puedan producir su propia energía solar y devolverla a la red. Nadie habla de ello.

(…)

Cuando tengamos toda esa energía será posible el transporte sin conductor a través de GPS. Los jóvenes están evolucionando de la posesión de vehículos al acceso a la movilidad. Es un cambio gigantesco en el concepto de transporte, acelerado por los negocios de coches compartidos. Las empresas sí son conscientes de que cada vez van a circular menos coches: por cada vehículo compartido, 25 son eliminados. Los coches representan el tercer productor de carbono. Creo que eso acabará por suprimir el 90% de los automóviles y la inmensa mayoría de los que queden serán eléctricos sin conductor. No sólo los vehículos en tierra como coches y trenes, también en el océano.

(…)

Estoy trabajando con el Gobierno chino. Lo que digo allí, y también en la UE, es que están construyendo un mundo nuevo, pero siguen invirtiendo en infraestructuras que pertenecen a la segunda revolución industrial, no a la tercera. Hay que cambiar las prioridades. ¿Qué tipo de ciudades estamos construyendo? Con la tercera revolución industrial, no hay ningún motivo por el que no podemos construir ciudades más pequeñas dentro de las grandes urbes, satelitales, y con inmensas reservas ecológicas entre ellas. Podemos llevar a cabo reforestaciones masivas dentro de ciudades de entre medio millón y dos millones de habitantes. Y esto se podrá hacer porque nos podremos mover de un lugar a otro de forma más rápida y limpia. Los coches tal y como los conocemos no estarán aquí en 20 años.

Reportaje de GUILLERMO ALTARES a JEREMY RIFKIN
“Nos encontramos ante el final de las energías fósiles”
(el país, 25.07.16)

25.7.16

los que ya no están: ramsar

amateurismo en colores

En la zona oeste del conurbano, hubo un club de nombre extraño que trepó a la Primera División del fútbol local y se extinguió al poco tiempo. El 27 de mayo de 1932, en Ramos Mejía, los miembros del Club Sportivo Ramos Mejía y los del Centro Sarmiento se fusionaron, con el objetivo de hacer una entidad más grande que pudieran enfrentar el dominio del Estudiantil Porteño, el patrón de la vereda en el barrio. El nuevo club tomaría las primera tres letras de ambas instituciones fundadoras, para formar el nombre del nuevo club: Ramsar Sports Club.

Su camiseta era roja y blanca, a barras verticales. También alternó con camiseta blanca. Ramsar tuvo su cancha en la calle Gelly y Obes, entre Perú y Ameghino, lo que es hoy la Plaza Alsina en Villa Sarmiento. También jugó varias veces en el campo del Liniers Sports Club, un club de Ciudadela, que es hoy el Club Social y Deportivo Liniers.

Al año de fundado, Ramsar se afilió a la Asociación y jugó su primer torneo en la segunda división del Ascenso. El campeonato se dispuso en tres zonas de siete equipos y una ronda final con los primeros de cada grupo. A Ramsar le tocó enfrentarse a Bella Vista, San Miguel, Defensores de Santos Lugares, Liniers, La Paternal y Porteños de Morón. El primer partido fue el 7 de mayo de 1933, visitando a La Paternal y Ramsar perdió 2 a 1. La semana siguiente, de local, ganaron su primer partido ante Bella Vista, por el mismo score: 2 a 1.

Con el paso de los partidos, Ramsar se asentó y se encaramó en la punta del grupo, sacando al final una ventaja de 4 puntos a Bella Vista, su escolta.

En la fase final, Ramsar dirimió el ascenso con 25 de Mayo y Marplatense, en un grupo, todos contra todos, a partido y revancha. Quedó libre en la primera fecha (empate en cero de sus rivales) y perdió por goleada en su presentación en la fase final, el 22 de octubre de 1933, 6 a 0 con 25 de Mayo.

Pero así como hizo en la ronda previa, Ramsar se recompuso y terminó primero, ganando el ascenso a Primera. 3 a 1 de visitante a Marplatense, triunfo de local 1 a 0 con 25 de Mayo y un empate final ante Marplatense, de local, igualado en 2. Ese empate logrado el 26 de noviembre de 1933, le dio el ascenso, con un punto de ventaja ante 25 de Mayo y dos a Marplatense.

Al año siguiente, Ramsar jugó el último torneo de Primera que organizó la Asociación Argentina de Football que luego se fusionaría con la Liga Argentina de Football para formar la actual AFA.

El campeonato de 1934 no fue positivo para Ramsar que terminó 21 entre 23 equipos, con 13 puntos producto de cuatro triunfos y cinco empates. El torneo lo ganó Estudiantil Porteño sacándole tres puntos de ventaja a su escolta, Banfield. Entre los equipos que jugaron ese torneo, hay nombres que aún siguen en el fútbol argentino como Defensores de Belgrano, Dock Sud, El Porvenir, Estudiantes de Buenos Aires, Excursionistas, Argentino de Quilmes, Almagro, Nueva Chicago, All Boys, entre otros.

Con la reorganización del fútbol argentino, Ramsar pasó a formar parte de la Tercera División al año siguiente. Ramsar compartió zona con Bella Vista, Huracán de San Justo, Liniers, San Miguel y Unión de Caseros. Defensores de Santos Lugares y Palermo desistieron jugar el torneo. Ramsar quedó último con sólo tres puntos. Idéntica cantidad de puntos sacó al año siguiente.

En 1937, mejoró un poco su rendimiento, sacó 10 puntos (los mismos que El Progreso de Lanús), en la zona B que ganó Los Andes que perdería el ascenso en manos de Acassuso. Ramsar tuvo problemas para presentar equuipo en todas las fechas y hubo partidos que los perdió por no presentación.

El año siguiente fue el de la consagración de Los Andes con 28 puntos; Ramsar arañó los 12 puntos, cerca del fondo de la tabla, logrando un gran triunfo ante Nueva Chicago, 2 a 1, de local.

Cuando se acabó el torneo, Ramsar abandonó la competencia y se desafilió. Ese torneo también fue el final para El Progreso, Progresista, Mitre y Florida.

El club siguió unos años más pero, finalmente, cerró sus puertas definitivamente. Ya en 1950, cuando se hizo la Plaza Alsina en Villa Sarmiento, donde estuvo el club, esa manzana era un baldío recuperado por la Municipalidad.

Cuando investigamos en la red, más datos de Ramsar nos llamó la atención encontrarnos con un equipo entrerriano Ramsar Juniors de la localidad de Basavilbaso. El equipo de Entre Ríos tiene los mismos colores que el protagonista de este post: banda roja horizontal sobre fondo blanco. Y hace poco, a principios de julio, salió campeón del Torneo Apertura de la Liga Regional, galardón que suma al campeonato provincial que logró en marzo de este año. Lo extraño es que Ramsar Juniors fue fundado en 1934, sólo dos años después que el desaparecido Ramsar de Ramos Mejía. Y su denominación se debe a que los fundadores del club entrerriano, al discutir cuál sería el nombre de la nueva institución, aceptaron la sugerencia del señor Buruzungaray que mencionó a Ramsar como un caballero británico que fue gran propulsor del deporte.

A Mister Ramsar no lo encontramos en Internet, si es que existió alguna vez. Pero fue una grata sorpresa saber que pese a que el Ramsar del conurbano bonaerense desapareció, su nombre queda todavía en este contemporáneo club entrerriano en el que se formó el “Malevo” Ferreyra, jugador de River Plate, hoy en el Panetolikos de Grecia.

FUENTES:

http://pieldeascenso.blogspot.com.ar/2015/08/desafiliados-vol-xv-ramsar.html

http://www.futbolinterior.com.ar/escudos/ppal/ampesc.php?cod=5896&idpcia=1

http://www.laizquierdadiario.com/spip.php?page=gacetilla-articulo&id_article=6178

http://www.rsssf.com/tablesa/arg2-33.html

http://www.rsssf.com/tablesa/arg34a.html

http://amateurismoencolores.blogspot.com.ar/2012/10/ramsar.html

http://www.arbolandomoron.com.ar/cdap/index.php/plazas-y-paseos/89-plaza-alsina-villa-sarmiento

http://www.rsssf.com/tablesa/arg3hist.html

http://josecarluccio.blogspot.com.ar

http://www.bassoenlared.com.ar/instituciones/cRJuniors.htm

https://www.facebook.com/Ramsar-Juniors-62082778708/

23.7.16

algo de amy winehouse


a song for you


help yourself


love is a losing game


you know i'm no good


back to black

22.7.16

alí, mi vecino

boxrec

Durante cuatro años, Muhammad Ali fue mi vecino. Bueno, no el de la casa del lado, pero vivíamos en el mismo barrio, a pocas cuadras de distancia. El en la sección rica, con grandes mansiones de extensos jardines, y yo en la parte pobre, en un departamento chico, de dos dormitorios y medio baño. Ali manejaba un Rolls Royce último modelo, mientras que yo tenía un Ford viejísimo y destartalado que consumía más aceite que bencina. Pero éramos vecinos, y con frecuencia lo veíamos en el supermercado, o manejando lentamente por una de las avenidas, o en un parquecito al que llevaba a su hijita Laila, de la misma edad que mi hija mayor, Magdalena. Un día nos encontramos con él en el aeropuerto, con Laila en sus brazos. Nos tomamos una foto, la que con los años se perdió, como tantas cosas.

Esto era en Chicago, a finales de los 70 y principio de los 80.

En mi memoria, Chicago está asociado tanto con Milton Friedman como con el gran boxeador. Friedman representa la parte académica, el Departamento de Economía de la afamada universidad, las noches en vela tratando de entender un artículo complejo. Ali, por otro lado, representa la humanidad, el esfuerzo de las minorías -el nuestro era un barrio de afroamericanos-, la dignidad inquebrantable, la valentía y la autenticidad.

Fanfarrón

La primera vez que supe de la existencia de Ali fue en 1963, cuando aún se llamaba Cassius Clay. Yo tenía nueve años y jamás me perdía un ejemplar de la revista Estadio. Mi interés era el fútbol, pero en las tardes de invierno también leía artículos sobre otros deportes: ciclismo, básquet y, de vez en cuando, boxeo. En el número 1052 de Estadio, del 25 de julio de 1963, apareció un recuadro sobre la pelea entre Clay y el británico Henry Cooper. Cassius Clay ganó por knock out en el quinto asalto, tal como lo había predicho. La nota consignaba dos cosas: el estadounidense era un fanfarrón con una inmensa bocaza, y no tenía ninguna posibilidad de ganarle el título mundial al feroz Sonny Liston.

En ese mismo instante decidí que en esa pelea yo iba a ir por Cassius Clay. Empecé a aborrecer a Liston, con sus manos enormes y su bigotito mínimo. La pelea fue a fines de febrero de 1964, y Clay, mi favorito, sorprendió a todos ganando por knock out técnico en el séptimo. Los pormenores aparecieron en el número 1084 de Estadio, en un artículo de cuatro páginas firmado por “Caracol”. Según muchos especialistas había habido “tongo”. Una semana después, el noticiero Emelco, que en esos años proyectaban en todos los cines antes de la película, mostró las escenas más importantes del match. A pesar de no saber nada de boxeo, a mis ojos de niño era evidente que Clay había dominado con un estilo peculiar: retrocedía, bailaba con la guardia baja, y mientras lo hacía hablaba constantemente, insultando a su rival y alabando su propia belleza. De vez en cuando, y como salido de la nada, un jab certero golpeaba a Liston. Poco a poco la cara del campeón se fue desfigurando, hasta que frustrado y agotado abandonó en el séptimo. Al terminar el match, y con el cinturón de monarca en su cintura, Clay anunció que se había convertido al islam y que su nuevo nombre era Muhammad Ali.

La revancha fue el 25 de mayo de 1965 y es la pelea más controversial en la historia del boxeo. Ali ganó por KO en el primer asalto, con “el golpe fantasma”. De ese match también proviene la fotografía más famosa de ese deporte, tomada por el mítico Neil Leifer, a la sazón de tan sólo 22 años. Sonny Liston está de espaldas sobre la lona de color gris, con los brazos en cruz y la mirada perdida; lleva pantaloncillo negro. Parado frente a él -o sobre él- está Ali, gritándole que no sea cobarde, que se levante y pelee. Ali tiene el brazo derecho cruzado sobre el torso, con la musculatura hinchada; las luces del ring hacen brillar su piel cobriza y su pantaloneta blanca. Los guantes rojos de ambos pugilistas le dan a la escena un aire de tragedia.

En esa época no teníamos TV en casa, por lo que en los próximos dos años me las arreglé para ir donde mis primos o donde algún amigo para ver las peleas. La más sangrienta fue en febrero de 1967, contra Ernie Terrell, quien se negó a llamarlo Muhammad Ali. El campeón, furioso, no lo quiso noquear, para castigarlo, humillarlo y hacerlo sangrar como “una sabandija”. Lo golpeaba mientras le preguntaba: “¿Cómo me llamo? ¿Cómo me llamo?”.

Nada en contra de ellos

Pero lo que más nos sorprendió fue su decisión, en abril de 1967, de no enrolarse en el servicio militar. Le ofrecieron un rol de apoyo moral a las tropas -como el de Elvis en su momento-, con visitas al frente y peleas de exhibición. Pero dijo que no lo haría. Sus argumentos fueron dos: dijo que era un pacifista, a lo que agregó: “No tengo nada en contra de ellos, los vietcong”. Luego apuntó que era una guerra inmoral, en la que casi todos los muertos correspondían a minorías raciales, a afroamericanos o hispanos. Un mes después fue condenado por evadir la conscripción y le arrebataron el título.

Muhammad Ali, el muchacho fanfarrón, el campeón de la gran bocaza, el arrogante de Kentucky, tomó la sentencia como una medalla de honor. Recurrió a las cortes de justicia y siguió diciendo lo que pensaba, deplorando el racismo, la injusticia y la desigualdad.

Su campaña jugó un rol importante en la decisión del gobierno de EE.UU. de cambiar las reglas de la conscripción. Hasta ese momento los estudiantes universitarios podían evitar servir a su país. Ello eximía a casi todos los muchachos de clase media alta y clase alta. A partir de 1969, y en gran medida gracias a Ali, se instauró un sistema de lotería, donde los sorteados tenían que enrolarse, independientemente de su condición de estudiantes. En ese momento, y hasta el final de la guerra de Vietnam, el Ejército fue un espejo de la sociedad.

Sólo entendí lo que Ali quería decir cuando me mudé a Chicago, a ese barrio venido a menos, a ese barrio de afroamericanos. Con los años fui conociendo gente y haciendo amigos, los que me invitaron a sus casas y me hablaron de sus familias y de sus sueños, de sus tristezas y aspiraciones. Me hablaron de la gran migración desde los estados del sur a Chicago, y de cómo había sido capturada con maestría por el pintor Jacob Lawrence. Me dijeron que en la Segunda Guerra no pudieron servir junto a los blancos, y me espantaron con historias de los linchamientos del Ku Klux Klan. Me explicaron que hasta 1947 los hombres de color no podían jugar béisbol junto a los blancos. Con respeto y recogimiento me leyeron los discursos del doctor Martin Luther King. También me hablaron de una universidad lejana, llamada Ucla, que era pionera en integrar a todas las razas en todos los ámbitos. De ahí venían Arthur Ashe, el primer afroamericano campeón de tenis, y Jackie Robinson, el primer beisbolista que rompió la barrera del color.

Todo eso aprendí en mis años de Chicago, en los que fui vecino de Muhammad Ali, el mejor boxeador de la historia; un hombre valiente y digno, un ejemplo para todos. Lo recordaremos siempre.

“Muhammad Ali y mi Chicago”
SEBASTIÁN EDWARDS
(foco económico, 16,06.16)

21.7.16

la reina que tomó Londres

abc

(…)

Boudica (también llamada Boadicea) vino al mundo aproximadamente en el año 30 d. C. en el seno de los icenos. Una tribu que habitaba, tal y como explica Maggio, la «antigua región de la Anglia del Este, en las tierras más orientales de la isla de Gran Bretaña» y que lograba mantener una relativa independencia del Imperio Romano a base de soltar dinero a los recaudadores.

Cuando Claudio llegó hasta Britania, nuestra protagonista era una niña que (…) tenía una complexión fuerte, voz áspera y cabello rojizo que le llegaba hasta las rodillas. Con apenas 18 años (o 19, atendiendo a las fuentes) contrajo matrimonio con Prasutagus, el rey de los icenos, lo que la convirtió en monarca de pleno derecho. De esta boda nacieron dos niñas. Unas pequeñas que, cuando fallecieran sus padres, no tendrían precisamente problemas económicos, pues serían herederas de la inmensa fortuna que había atesorado su padre a lo largo de los años.

(…)

La vida de esta feliz familia fue despreocupada hasta el 60 d. C., año en que Prasutagus murió creando un severo problema en lo que refiere a su herencia. ¿La causa? Que, tras su fallecimiento, los romanos se lanzaron como auténticos buitres a por el dinero que atesoraba su familia. Y ello, a pesar de que el monarca había legado antes de fallecer una buena parte de sus bienes al Emperador como tributo para evitar que le arrebatasen a su familia el resto.

(…)

Ávido de riquezas icenas, el procurador romano Cathus Decianos (llamado también Cato Deciano) envió a sus soldados a enfrentarse a los soldados de Boudica. El resultado fue desastroso para la tribu, pues los legionarios quemaron sus casas, cometieron todo tipo de tropelías con sus mujeres y capturaron a una buena parte de ellos para venderlos como esclavos. Además, cuando Boudica trató de resistirse fue desnudada y azotada delante de su propio pueblo.

(…)

…los soldados del Águila azotaron a sus hijas y las violaron por turnos. Todo ello, por cierto, mientras ella era obligada a mirar. (…) El ver a sus pequeñas mancilladas hizo que Boudica tomase las armas y se uniese a varios pueblos cercanos (entre ellos los trinovantes) para plantar cara al infame enviado de las legiones.

(…)

A día de hoy se desconoce exactamente el número de soldados que logró reunir, pero las cifras rondan entre los 120.000 y los 230.000 combatientes. Aunque, todo hay que decirlo, solían combatir sin armadura y muchos no contaban siquiera con experiencia militar. Fuera como fuese, el contingente partió hacia Camulodunum (en la actual Colchester) ávido de sangre romana que derramar.

Lo que pasó en aquella ciudad fue una auténtica masacre. De nada sirvió que Deciano enviara desde Londinium (la actual Londres) 200 hombres para reforzar las defensas, pues estos fueron pasados a cuchillo por el ejército de Boudica. Tampoco ayudó demasiado la llegada de la IX Legión (la «Hispana»), cuyos 2.500 hombres (…) fueron aniquilados en los caminos antes de llegar a Camulodumum.

Después, se inició la barbarie contra los habitantes de Camulodunum. «Los britanos de Boudica saquearon y prendieron fuego a la ciudad, así como torturaron y asesinaron a millares de prisioneros romanos. Según relata Tácito, algunos romanos de Camulodunum fueron ahorcados, mientras que otros fueron crucificados. Todos fueron sometidos a torturas con fuego. (…) ..los prisioneros romanos fueron empalados con pinchos ardientes y abrasados vivos» (…)

Después de pasar a cuchillo a todos los supervivientes de la ciudad, Boudica se dirigió hacia Londres con su gigantesco ejército. En este caso, sin embargo, los romanos fueron mucho más previsores y muchos dignatarios abandonaron la ciudad para no ser pasados a cuchillos. Uno de ellos fue el mismo Deciano, quien salió por piernas viendo lo que había ocurrido en la cercana Camulodunum.

Al que se le encargó la defensa de la ciudad fue a Suetonius Paulinus (Suetonio Paulino), que andaba aniquilando pueblos rebeldes en el sur. Este, cuando recibió la orden, partió hacia Londinium. Pero al arribar a la ciudad decidió que era indefendible y dejó a los ciudadanos a su suerte.

(…)

El resultado fue el que cabía esperar: otra masacre. «Cuando llegaron los sublevados, mataron a cuantos se habían quedado e hicieron otro tanto en el vecino municipio de Veralamium (Saint Albans): murieron unos 70.000 ciudadanos y aliados.

(…)

Semanas después, y en vista de que Boudica había aniquilado la friolera de 80.000 ciudadanos romanos y destruido los tres principales asentamientos romanos en Britania, Suetonio -un militar experimentado donde los hubiera- decidió plantar cara al ejército rebelde.

Aunque, en este caso, él elegiría el campo de batalla: una llanura a la que se accedía tras pasar por unos estrechos acantilados. Sería su particular desfiladero de las Termópilas, pues impediría que el enemigo rodease a sus veteranos legionarios. Con todo, a día de hoy se desconoce el lugar exacto en el que se luchó a pilum y gladius contra los britanos de Boudica. Dando ofrece, en este sentido, una posibilidad en su obra: «La ubicación más probable se encuentra en las proximidades del actual pueblo de Mancetter, en la frontera entre los condados de Warwichshire y Leicestershire».

Fuera donde fuese la batalla, lo cierto es que en ella tanto la táctica romana como el lugar seleccionado para combatir al ejército de Boudica hicieron que 10.000 legionarios pudieran enfrentarse en igualdad de condiciones a un contingente de entre 120.000 y 230.000 hombres.

(…)

En primer lugar, los legionarios lanzaron sus «pilum» contra aquellos guerreros sin armadura (solo llevaban un escudo) y que combatían casi desnudos. Después, la infantería logró resistir la embestida total de los bárbaros y, finalmente, la caballería del Águila rompió su formación por el flanco. Aquel día fueron 80.000 los britanos que dejaron este mundo. Los restantes fueron hechos prisioneros o huyeron. Sobre el destino de Boudica existen varias teorías. Unos afirman que murió en batalla. Otros, que se suicidó posteriormente.

MANUEL P. VILLATORO
“Boudica, la reina británica sedienta de venganza que aniquiló a 80.000 civiles antes de ser vencida por las legiones romanas”
(abc, 08.07.16)
http://www.abc.es/historia/abci-boudica-reina-britana-sedienta-venganza-aniquilo-80000-civiles-antes-vencida-legiones-romanas-201607081856_noticia.html