9.12.16

el rey

No eres nada,
vives oscuro,
en una ciudad perdida.
Pero, de pronto, un día,
al despertar, eres Rey.

Arden musicales
remotos países
avasallados por tu valentía.
Poderoso monarca:
todo lo que tocas es resplandor,
y en tu honor cambian los arcos iris de plumaje.

Y cuando Ella sonríe,
brota agua
en la remota infancia
adonde se asoma,
tu pequeña vida ansiosa,
rapaz distante de todo.

Mas viene el Viento
y lo derriba todo:
cristal roto es tu monarquía;
vives en una ciudad malvada;
el tiempo sólo significa
que tus zapatos ya no resisten otro invierno.

Eras Rey
pero ya no te sonríe Esa Mujer.

MANUEL SCORZA
fuente: http://amediavoz.com/scorza.htm

8.12.16

embalsamao

abc

(…)

…el líder chino Mao Zedong, quien iba a ser incinerado supuestamente cuando la propaganda se cruzó en el destino del cuerpo. La decisión de preservar a Mao para la posteridad fue tomada por su sucesor inmediato, Hua Guofeng, que quería valerse del mito con objetivos políticos. Sin los conocimientos rusos, que ya en 1976 mantenían relaciones tensas con Pekín, los embalsamadores chinos se las ingeniaron para momificar el cuerpo del líder con ayuda de expertos de Vietnam. Estos habían estudiado las técnicas de la URSS y las habían aplicado para la conservación de Ho Chi Minh, pero no las manejaban tan bien como presumían. Lograron mantener bien preservada la cara, a excepción de las orejas, pero el resto del cuerpo fue un desastre.

La inexperiencia, la presión de todo un país y la tardanza a la hora de decidir embalsamarlo auspiciaron el desastre. «Teníamos que tener éxito: el fracaso no estaba permitido», recordaría en sus memorias el doctor Wu Jieping, jefe del equipo formado para preservar el cuerpo. Según el diario personal del doctor Li Zhisui, médico personal de Mao, el equipo técnico aplicó un método calcado del de los vietnamitas para limpiar el sistema vascular: inyectaron al cuerpo 22 litros de formol. Una cantidad excesiva.

«El resultado fue desconcertante. La cara de Mao se hinchó como una pelota y el cuello alcanzó el ancho de la cabeza. Tenía la piel brillante y rezumaba formol por los poros como si fuera sudor. Las orejas también estaban hinchadas y asomaban de la cabeza formando un ángulo recto. El cadáver era grotesco». Masajeando el cuerpo los expertos lograron distribuir el formol por el cuerpo, pero el cadáver quedó seriamente dañado ante el contacto. Los guardias y otros asistentes quedaron horrorizados al ver el resultado final: «¿Qué habéis hecho para dejar al presidente tan terrible?».

Más allá de las sustancias y las dosis empleadas, el fallo principal estuvo en que no se removieron los órganos vitales, las arterias y las venas dentro de las dos horas posteriores a su muerte, como se requiere para evitar la aparición de bacterias. Las dudas sobre lo que había que hacer con los restos de Mao causaron este retraso.

Dieron con una solución para salvar los restos valiéndose de un procedimiento que mezclaba «tratamiento mojado y seco». Un año después del embalsamamiento, se estableció que las partes visibles del cuerpo fueran rodeadas por una atmósfera seca, mientras que las otras partes cubiertas por ropa fueran constantemente empapadas con un líquido especial. Además, al final de cada exhibición al público se guarda el cuerpo en un contenedor húmedo a baja temperatura.

(…)

CÉSAR CERVERA
“El desastroso intento de embalsamar a Mao Zedong, el dictador de la China comunista”
(abc, 07.12.16)

7.12.16

ojo chatarra: puertas al 2017

En el tablero Ojo Chatarra de nuestra cuenta en Pinterest (https://es.pinterest.com/libretachatarra) tenemos imágenes de muchas puertas en el mundo entero. De algún modo diciembre es una puerta a un nuevo año que (esperamos) sea mucho mejor. A prepararnos para el 2017 que empieza con imágenes de puertas.
libreta chatarra
These AMAZING Photos Of Cuba Will Give You Severe Wanderlust

libreta chatarra
VERDE Y MARRON......❤ Dying of cute
Guardado desde dyingofcute.tumblr.com


libreta chatarra
Guardado desde flickr.com
Mandawa ~ Rajasthan curry15 en Flickr


libreta chatarra
Guardado desde flickr.com
door of strength Foto de jwboyd en Flickr


libreta chatarra
Sighișoara, Mureș, Romania
Guardado desde 500px.com


libreta chatarra
Tomb of Jahangir - Lahore, Punjab, Pakistan

libreta chatarra
An antique gate, Israel.

libreta chatarra
Africa | Marrakech - Jardin Majorelle. Morocco | © 2012
Guardado desde flickr.com


libreta chatarra
Art Nouveau Iron Doors. Paris, France…
Guardado desde crumpetsanddickens.wordpress.com


libreta chatarra
Sesimbra, Setúbal, Portugal
Guardado desde notesfromcamelidcountry.net


libreta chatarra
Ocampo, in Ajijic, Jalisco, Mexico door
Guardado desde emptyfashion.com


libreta chatarra
Weimar, Thuringia, Germany
Guardado desde web.stagram.com

6.12.16

una visión del futuro

el mundo
Yuval Noah Harari es un historiador, antropólogo y escritor israelí que se ha convertido en el intelectual de cabecera de gente como Barack Obama, Bill Gates o Marck Zuckerberg, a partir de sus desafiantes especulaciones sobre el futuro. Recientemente, el diario “El Mundo” de España le hizo un reportaje del que extraemos algunos párrafos para compartir en este post.

Los taxistas, los médicos o los traductores perderán sus empleos víctimas de la sofisticación de los coches autónomos, robots de diagnóstico y un traductor de Google mejorado. Son sólo unos ejemplos, pasará con muchas profesiones. Esto no quiere decir que no surjan nuevos trabajos, pero será difícil reciclar a gente con empleos tradicionales y convertirlos en diseñadores de mundos futuros.

(…)

Alimentar a la población no será en este caso un problema gracias a la tecnología. Sí lo será dotar de sentido a las vidas de todas esas personas. Algunos expertos apuntan a que la realización colectiva pasará por juegos informáticos de realidad virtual y el uso de drogas y medicinas capaces de manipular el estado mental. Eso no es una profecía. En la actualidad ya lo hacemos para tratar el estrés, el Trastorno por Déficit de Atención (TDA) y la depresión. Ésta última es una epidemia global que va a más. Es probable que en 50 años la mayoría de la gente consuma drogas.

(…)

…en el futuro habrá un auge de tecnorreligiones surgidas en Silicon Valley. Éstas harán las mismas promesas que las religiones tradicionales, pero con una diferencia importante: el paraíso no estará detrás de la muerte, sino en la vida.

(…)

Marx y Engels nos dijeron que no esperáramos al cielo y fundaron la primera tecnorreligión de la historia. Pero su aplicación fue un fracaso. El nuevo paraíso se basará en la informática y la biotecnología. Hay mucha gente en Silicon Valley que se toma muy en serio lo de alcanzar la inmortalidad a través de la Inteligencia Artificial. Imagine cuando eso se consiga: si alguien ofrece un paraíso en vida, mientras las religiones competidoras lo ofrecen en el más allá, es más que probable que la primera opción resulte más seductora, ¿no?

(…)

Hasta ahora la ciencia médica se ha limitado a evitar una muerte prematura... Eso se puede ver cómo en pocas décadas las estadísticas de mortalidad infantil han caído espectacularmente. Si curamos el cáncer o el Alzheimer viviremos hasta nuestro límite. El objetivo futuro será utilizar la ingeniería genética para rediseñar el cuerpo humano. Se podrán rejuvenecer órganos, usar células madre, crear vida inorgánica y convertirnos en cyborgs. O incluso trasladar la conciencia humana a los ordenadores y vivir para siempre. Dudo de algunas de estas ideas, aunque sé que hay profesores muy competentes que trabajan en su desarrollo. Sí estoy seguro que cuando se pueda derrotar a la muerte, evolucionaremos y seremos una entidad mucho más diferente respecto al homo sapiens de lo que somos hoy nosotros respecto a los chimpancés.

(…)

Después de 4.000 millones de años de evolución natural, desarrollaremos humanos ayudados por ordenadores y vida inorgánica. Podría ser la mayor revolución de la historia de la biología, un impulso para plantearnos de verdad la vida fuera de la Tierra. En la actualidad, colonizar otros planetas con nuestras características biológicas es una quimera.

(…)

A mi sobrina le encanta ver en internet jugar a otros niños. Cuando lo descubrí, no me lo podía creer. ¿Por qué no jugaba ella, que seguro que es más divertido?, me preguntaba. Los jóvenes se graban todo el rato y lo exhiben. Quien tenga hijos pequeños lo comprueba cada día. Recuerdo que en los noventa se puso de moda entre los adolescentes escribir un diario. La idea era proteger la intimidad, incluso algunos venían con candado. Hoy todo es diferente, un crío escribe un blog o una entrada en Facebook porque quiere que le gente le lea.

(…)

Me temo que tanto en economía como en política los seres humanos perderemos nuestro poder. Eso es terrible porque el Estado y las élites nos van a ver como prescindibles. En el siglo XX los políticos invertían en hospitales y carreteras, incluso los dictadores, porque necesitaban a la gente ya fuera como votantes, soldados u obreros para las fábricas. Actualmente se ve más claramente en algunos campos, como el bélico: con la tecnología y el profesionalismo el valor militar de un ciudadano es prácticamente cero. Y en política sólo hay que ver el apoyo que han obtenido Donald Trump y los populismos europeos. Esto es una señal de que la gente empieza a ser consciente de su pérdida de influencia y busca rebelarse.

(…)

No veo que empresas como Google o Facebook sean malas en sí. Para mí el problema es que el sistema político no hace su trabajo. No hay ningún partido que piense en el futuro de la humanidad.

(…)

Hay que entender que la política ha perdido la capacidad de tener visiones con sentido de la humanidad, aunque fueran equivocadas y crueles.

(..)

Resulta que la mayor revolución de la historia reciente no ha salido de ningún programa político. Las principales decisiones sobre la Red (intimidad, seguridad, mercado laboral...) no han sido tomadas en parlamentos, sino por ingenieros y empresarios que no representaban a nadie. La política se ha alejado totalmente de la tecnología. En los próximos 50 años, la Inteligencia Artificial y la ingeniería genética serán determinantes en nuestras vidas, pero nadie las menciona, ni siquiera en unas elecciones tan importantes como las recientemente celebradas en Estados Unidos. ¡La tecnología más sofisticada citada en campaña fue la relacionada con los emails enviados por Hillary Clinton desde un servidor equivocado!

(…)

En el pasado, el rey o el abad del monasterio guardaban los libros bajo llave y su acceso era muy restringido. Ahí anidaba el poder de la élite: ellos eran los únicos que sabían leer. La censura de hoy no limita la información como antes, sino funciona con una estrategia contraria: avasallar a la gente con datos. El poder de los que mandan radica en saber qué se puede pasar por alto y qué es lo importante entre tanta información. Esto lo demuestra la actitud del consumidor común de internet. Se mete en la Red a ver vídeos de gatitos cuando podría estar accediendo fácilmente a publicaciones de expertos sobre, por ejemplo, el calentamiento global, algo mucho más relevante en su vida que los gatos. Pero no lo hace.

Reportaje de JORGE BENÍTEZ a YUVAL NOAH HARARI
“Inmortalidad, cyborgs y dataísmo: el futuro según Harari”
(el mundo, 01.12.16)

5.12.16

atrapar una luciérnaga deseando una luna

-Creo que entiendo -dijo suavemente-. Eres un niño pequeño. Deseas la luna para beber de ella como de una taza dorada; y por eso es muy probable que llegues a ser un gran hombre... ojalá siguieras siendo un niño pequeño. Todos los grandes del mundo fueron niños pequeños que deseaban la luna; corriendo y saltando atraparon a veces una luciérnaga. Pero si uno crece hasta tener la inteligencia de un hombre, comprende que no se puede alcanzar la luna y que aunque pudiera no la querría... y por lo tanto no atrapa luciérnagas.
-¿Pero es que usted nunca deseó la luna? -preguntó Henry con voz apagada por la quietud de la estancia.
-La deseé, claro; más que nada en el mundo. E intenté alcanzarla. Y luego... luego me hice hombre, un fracasado; los demás se dan cuenta de que has fracasado y lo lamentan y son amables y cariñosos. Todo el mundo está de tu parte; un puente de contacto con los tuyos; el paño de la mediocridad. Pero el que guarda en las manos una luciérnaga que ha atrapado al intentar alcanzar la luna, está doblemente solo; porque sólo él comprende su verdadero fracaso, sólo él comprende su mezquindad y sus temores y evasiones.

JOHN STEINBECK
“La taza de oro”

4.12.16

frases de “Doctor Strange”



Dr. West… cubra su reloj.

-No tenías que humillarlo frente a todos.
-Tampoco tenía que salvar a su paciente. Pero, a veces, no puedo evitarlo.

-Nic es un gran Doctor.
-Acudiste a mí.
-Necesitaba de una segunda opinión.
-Ya tenías una segunda opinión. Lo que necesitabas era una competente.

-Tengo una regla estricta de no salir con colegas.
-¿En serio?
-La llamo “La Regla Strange”.
-Bueno, me alegra que algo lleve mi nombre. Inventé un procedimiento de laminectomía. Y nadie la quiere llamar “La Técnica Strange”.
-“Nosotros” inventamos esa técnica. A pesar de todo, me halaga mucho tu regla.

-Nadie lo podría haber hecho mejor.
-Yo lo pude haber hecho mejor.

-Es posible. Caro y experimental, pero posible.
-Sólo necesito que sea posible.



-Gastaste el dinero tan rápido como lo ganaste. Pero ahora gastas dinero que no tienes. Quizás sea tiempo de pensar en detenerse.
-¡No! ¡No! ¡Es justo el tiempo de no detenerse porque, como puedes ver, no estoy mejorando!

No somos amigos, Christine. Apenas somos amantes.

-El lugar que buscas se llama Kamar-Taj. Pero involucra un alto costo.
-¿Cuánto?
-No hablo de dinero.

Una vez estuve en tu lugar. Y tampoco fui respetuoso. ¿Te puedo dar un consejo? Olvida todo lo que crees saber.

Eres un hombre mirando al mundo por el agujero de la cerradura. Pasaste toda tu vida tratando de agrandar ese agujero. Para ver más, para conocer más. Ahora, al oír que tu campo de visión puede ensancharse de una manera que ni te imaginas, rechazas la posibilidad.

¡El espíritu no existe! Estamos compuestos de materia y nada más que eso. Eres otra pequeña mancha en un Universo indiferente.

En las raíces de la existencia, la mente y la materia se encuentran. Los pensamientos le dan forma a la realidad. Este Universo, es sólo uno entre infinitos. Mundos sin fin. Algunos son benévolos y dadores de vida. Otros, llenos de malicia y deseo. Lugares oscuros donde poderes más viejos que el tiempo yacen famélicos... esperando. ¿Quién es en este vasto Multiverso, señor Strange?

Nunca nos deshacemos de nuestros demonios, Mordo. Sólo aprendemos a manejarlos.

Quizás a Kamar-Taj le sería útil un hombre como Strange.



-¿Qué es esto? ¿Mi mantra?
-La contraseña del Wi-Fi.

-¿Cómo anda tu sanscrito?
-Sé usar bien el traductor de Google.

-Ahora soy el guardián de estos libros. Si un volumen de esta colección fuera robado otra vez... lo sabría. Y estarías muerto antes de dejar el complejo.
-¿Y si sólo me retrasara en devolverlo? ¿Hay multas por entregarlos tarde? ¿Por dañarlos?

No puedes someter a un río. Tienes que rendirte ante su corriente y usar su poder.

No todo tiene sentido. No todo lo debería tener. Tu inteligencia te hizo llegar lejos en la vida. Pero no te llevará más lejos. Ríndete, Stephen. Acalla tu ego. Y tu poder ascenderá.

Estarás listo, cuando la reliquia decida que lo estás.

Pelea como si tu vida dependiera de ello. Porque un día... así será.

Las advertencias deberían estar antes del hechizo.

No alteramos las leyes naturales. Las defendemos.



Mientras héroes como Los Vengadores protegen al mundo de los peligros físicos, los Hechiceros lo protegemos de las amenazas místicas.

Vine aquí para curar mis manos. No para pelear una guerra mística.

No sabes cómo usar eso, ¿no?

Es el final y el principio. Los muchos convirtiéndose en pocos. Convirtiéndose en el Elegido.

La gente piensa en términos de bien y mal cuando nuestro enemigo es el tiempo. El tiempo mata todo.

El mundo no es lo que debería ser. La humanidad anhela la vida eterna. Un mundo más allá del tiempo. Porque el tiempo nos esclaviza. El tiempo es un insulto. La muerte es un insulto.

Kamar-Taj es un lugar que junta cosas rotas. Todos venimos con la promesa de ser sanados y, en cambio, Ancestral nos da trucos de salón. La magia real se la queda ella.

-Te uniste a una Secta.
-No. No exactamente. No. Me enseñaron a acceder a poderes que no sabía que existieran.
-Sí. Eso parece una Secta.
-No es una Secta.
-Es lo que diría alguien de una Secta.



Soy el Doctor Strange. No el Maestro Strange. Ni el Señor Strange.

Veo lo que siempre vi. Tu ego demasiado inflado. Quieres volver a la ilusión de que puedes controlar todo... incluso a la muerte.

Pasé muchos años escudriñando a través del tiempo, buscando este momento exacto. Pero no pude ver más allá. Previne incontables futuros terribles. Y luego de cada uno, siempre hay otro. Y todos conducen hasta acá. Pero nunca más allá.

-Nunca vi tu futuro. Sólo las posibilidades. Tienes una gran capacidad para hacer el bien. Siempre brillaste, pero no porque buscabas el éxito sino por tu temor al fracaso.
-Eso es lo que me hizo un gran Doctor.
-Es precisamente lo que evita tu grandeza. La arrogancia y el miedo te alejan de aprender la lección más simple e importante de todas.
-¿Cuál es?
-No se trata sólo de ti.



-Entonces, ¿podría tener mis manos otra vez? ¿Mi antigua vida?
-Podrías. Y el mundo no sería mejor por eso.

-No estoy listo.
-Nadie lo está. No elegimos el momento.

Debes pensar que después de todo este tiempo estoy lista. Pero mírame... estirando un momento simplemente para ver la nieve.

¿No es hermoso? Un mundo más allá del tiempo. Más allá de la muerte.

Dormammu: vine a hacer un trato.

Esto es el tiempo.

-Nunca ganarás.
-No... Pero puedo perder... una y otra vez... y otra vez... y otra vez, para siempre. Y eso te convierte en mi prisionero.

-¿Qué hiciste?
-Hice un trato.

¿Todavía piensas que no habrá consecuencias, Strange? ¿No habrá que pagar un precio? Rompimos nuestras reglas… como ella. La factura llega. ¡Siempre llega!

Porque veo al fin cuál es el problema del mundo. Hay demasiados Hechiceros.


3.12.16

frases de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”



¿EL FÚTBOL ES EL QUIDDITCH DE LOS NOMAGOS?

-¿Es británico?
-Sí.
-¿Primera vez en Nueva York?
-Sí.
-¿Tiene algo comestible?
-No.

Bienvenido a Nueva York.

Esta gran ciudad brilla con las joyas de los inventos del hombre. Salas de cine, automóviles, artículos inalámbricos, luces eléctricas. Todo nos encanta. Pero dónde hay luz, hay oscuridad, amigos.

-¿Es un buscador? ¿Un buscador de la verdad?
-Más bien soy un cazador.

Señor Kowalski... ¿qué le ofrece al banco como garantía?

-¿Qué lleva en la maleta?
-Mi escarbato.

-¿Por qué lo soltó?
-No quise hacerlo. Es incorregible. Le atraen las cosas brillantes.



¿Tiene permiso para varitas?

-Escribo un libro sobre criaturas mágicas.
-¿Una guía de exterminio?
-No. Una guía que explique a la gente por qué hay que conservar a estas criaturas.

La bruja número uno se ahoga en el río.
La bruja número dos, a la horca.
La bruja número tres la veremos arder.
La bruja número cuatro recibirá latigazos.

-La mordedura de un murtlap no es grave. Pero admito que esa reacción es más grave que las que he visto. Aunque de ser grave, él habría...
-¿Qué?
-El primer síntoma son llamas en el ano.

-Señor Scamander, ¿sabe algo sobre la comunidad de magos en Estados Unidos?
-De hecho, sé algunas cosas. Sé que tienen leyes retrógradas sobre las relaciones con los nomagos. Que no deben entablar amistad. Tampoco casarse con ellos... algo absurdo.



Lo que queremos es mucho más valioso que el dinero: su influencia.

Aquí tienes, fenómeno. ¿Por qué no lo arrojas a la basura adonde pertenecen ustedes?

Qué mal. No le dieron el dinero para su panadería. ¿Sabes hornear, cariño? A mí me encanta cocinar.

-¿Es una legeremente?
-Sí. Pero siempre se me complica con ustedes los británicos. Es por el acento.

-¿Puede leer la mente?
-No te preocupes, cariño. La mayoría piensa lo mismo la primera vez que me ven.

Mamá y papá murieron de viruela de dragón cuando éramos niñas.

¿Quieres dejar de leerme la mente un momento? No me malinterpretes: me encanta.

-No estoy coqueteando.
-Sólo digo que no te encariñes. Tendrá que ser desmemorizado. No es nada personal.

-Newt... no creo que esté soñando.
-¿Cómo se dio cuenta?
-No tengo la inteligencia para crear esto.



-Están en terreno desconocido rodeados de millones de las criaturas más crueles del mundo.
-Los humanos.

-¿Consiguió el préstamo?
-No. No tengo nada como garantía. Parece que estuve en el ejército demasiado tiempo.
-¿Peleó en la guerra?
-Claro que peleé en la guerra. Como todos. ¿Tú no peleaste en la guerra?
-Trabajé con dragones, más que nada.

¡Pero les preparamos chocolate!

-¿Alguna vez alguien te creyó cuando le dijiste que no te preocuparas?
-En mi opinión, preocuparse duplica el sufrimiento.

Se ha pasado de la raya, Señor Scamander. No hay ningún obscurial en Estados Unidos.

-Lo expulsaron de Mogwen por poner en riesgo a las personas.
-Fue un accidente.
-Con un animal. Pero un maestro se opuso a su expulsión. Dígame... ¿por qué motivo Albus Dumbledore le tiene tanto aprecio?
-No sabría decirlo.



-Entonces ¿es inútil sin el huésped?
-¿Inútil? ¿Inútil? Es una fuerza mágica parasitaria que mató a una niña. ¿Para qué sería útil?

-El problema es que es invisible.
-¿Invisible?
-Sí. Casi siempre. Él...
-¿Cómo atrapa algo...?
-Con mucha dificultad.

Cuando su amor lo abandonó.
El unicornio perdió el cuerno.

-¿Tiene una maleta llena de monstruos?
-Las noticias vuelan.

Su visión se basa en probabilidades... así predice el futuro inmediato más probable.

Es mi culpa. Creí que los tenía a todos. Pero debo haber contado mal.

Los occamies son coranaptíxicos. Pueden crecer de acuerdo al lugar disponible.



¡Necesitamos una cucaracha! ¡Cualquier cucaracha y una tetera!

-Por favor, no me leas la mente. Te pedí que no lo hicieras.
-Ya lo sé. Lo lamento. No puedo evitarlo. Es fácil leer a alguien cuando está angustiado.

Ella era demandante. Necesitas a alguien generoso.

-Puedes controlarlo... Credence.
-Creo que no quiero hacerlo, Señor Graves.

Tú dijiste que era uno de ustedes, ¿verdad?

-Infringió una de las leyes más sagradas.
-Una ley que nos obliga a vivir escondidos como ratas. Una ley que nos exige esconder nuestra verdadera naturaleza. Una ley que obliga a sus súbditos a tener siempre miedo a ser descubiertos. Le pregunto, señora Presidenta, les pregunto a todos... ¿a quién protege esta ley? ¿A nosotros? ¿O a ellos?



¿Podremos morir un poco?

-Todos sabemos que Newt dejó que me quede porque... ¿por qué dejaste que me quedara, Newt?
-Porque me agradas. Porque eres mi amigo.

Sólo hay uno como tú.

-Jacob...
-Está bien. Está bien. Será como despertar, ¿verdad?

No sé bien qué le gusta a Leta en la actualidad. Porque la gente cambia. Sí. Yo he cambiado. Eso creo. Tal vez un poco.

Mañana, las mejores frases de “Doctor Strange”.