13.2.16

todos los hombres del editor

 photo spotlight93_zps8gl0uig1.jpg
EN PRIMERA PLANA
data: http://www.imdb.com/title/tt1895587/

“En primera plana” nos recuerda la epopeya de “Todos los hombres del Presidente” (http://www.imdb.com/title/tt0074119), la película que retrató la investigación periodística del affaire Watergate que significó la caída de un gobierno. Es una minuciosa descripción de una investigación realizada por el diario Boston Globe en la que expuso ante la opinión pública los casos de sacerdotes pedófilos protegidos por la cúpula de la Iglesia Católica. En un caso se lucha contra la Casa Blanca; en el otro, con el Vaticano. En ambos, es la fábula democrática del Cuarto Poder, la función vital del periodismo para lubricar los engranajes de una sociedad libre, la misión primordial de mostrar aquello que se quiere ocultar, sacar a la luz eso que no se quiere decir ni reconocer por parte de los poderosos y de la sociedad.

Acertadamente, “En primera plana” señala las taras dentro del elenco de los héroes. Los protagonistas no son ajenos a ese mirar a otro lado: al final de la investigación, cuando la evidencia es decisiva, se preguntan cómo pudieron dejar pasar esa historia años atrás, porqué no se hicieron las preguntas que había que hacer oportunamente. Era su ciudad, la iglesia que unía a los descendientes de irlandeses, las instituciones que sostuvieron la sociedad. En esa dinámica, los hechos fueron negados, interpretados como hechos aislados sin percibir el patrón que se adivinaba bajo la superficie. Sólo la llegada de alguien de afuera, el nuevo jefe de redacción Marty Baron (judío, soltero y sin ningún interés por el béisbol, como lo define un personaje en algún momento), impulsa la investigación. Él ve lo que los otros no quisieron o supieron ver. Y aunque al principio, el escepticismo y la desconfianza, los lleva a iniciar la investigación con ciertos reparos, finalmente se impone la naturaleza del periodismo: saber la verdad, sólo la verdad.

 photo spotlight96_zpsze5llhsl.jpg

(Para los argentinos, “En primera plana” tiene otra lectura, en estos tiempos en que los émulos goebbelsianos del K fanatismo ha agitado la bandera del periodismo militante, los usos del equipo del Boston Globe expone lo que es ser un periodista en serio, lo que implica desarrollar con profesionalidad el oficio. Los hechos, sólo los hechos. Preguntar y preguntar. Comparar, juzgar, interpretar. No hay dos lados de un hecho. Sólo hay un hecho. Y exponerlo a la opinión pública es la función del periodismo. Lo otro es propaganda, panfletarismo propio de publicitarios. Que no tengan la indignidad de llamarse periodistas.)

El director Tom McCarthy (coguionista del filme) utiliza recursos clásicos, una narración que toma sus tiempos y que apela a lo mejor del cine: contar una historia, ceñirse a lo principal y recortar todo vedettismo (de actores, guionistas o directores) que puedan superponerse con el cuento a contar. Esa simpleza puede ser engañosa. “En primera plana” parece una película de los '70. No quiere decir que sea vieja; es eficaz.

 photo spotlight91_zpsjabud8uw.jpg

McCarthy tiene un elenco a destacar, imprescindible para pulsar con temple las cuerdas de la película. Anoten: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachael Adams, Liev Schreiber, John Slattery, Stanley Tucci, Billy Crudup. Todos ellos nos regalan diálogos memorables.

“En primera plana”, en nuestra humilde opinión, es la mejor de las películas que se candidatean a ganar el Oscar en estos días. Merece reconocimento.

Mañana, las mejores frases.

2 comentarios:

Kenny Belial dijo...

Me gusta las cosas que escribes. Pero de cine no tienes ni puñetera idea. Aún así, un saludo.

Kenny Belial dijo...

Me gusta las cosas que escribes. Pero de cine no tienes ni puñetera idea. Aún así, un saludo.