31.5.16

frases de “X-Men: Apocalipsis”

 photo xmenapocalypse97_zpsuqib3qdj.jpg

-Eres tú. La heroína...
-No soy nadie. No soy una heroína.

-Soy telépata. Leo la mente.
-No entres a la mía. No quiero que una chica rara husmee por ahí.
-Tranquilo, Scott. No hay mucho que ver.
-¡Oye! ¡Espera! ¡No te dije mi nombre!

-¿Qué pasó con el Hank enorme, azul y peludo?
-Lo mantengo bajo control.

-Hola, Scott. Bienvenido a la escuela para dotados.
-No siento que sea un don.
-Nadie lo siente al principio.

-Mi abuelo sembró ese árbol cuando tenía cinco años. Yo mismo solía columpiarme en sus ramas. Creo que era mi árbol favorito.
-¿O sea que estoy expulsado?
-Todo lo contrario. Estás admitido.

Vi el fin del mundo. Pude sentir toda esa muerte.

Todo el mundo teme a lo que no entiende. Aprenderás a controlar tus poderes.

¿Eres al que llaman Magneto?

¿Esto es lo que quieren de mí? ¿Esto es lo que soy?

-Lo siento.
-No lo sientes, ¿verdad? Ahora sí lo sientes.

-¿Jamás la buscaste? ¿Ni siquiera en Cerebro?
-¡Alex! ¿Crees que soy un pervertido? Sí. La busqué una vez. Dos. Pero hace mucho tiempo, ¿sí?

-Un mutante todopoderoso.
-Exactamente. Y dondequiera que estaba, siempre tenía cuatro seguidores. Discípulos. Protectores a quienes otorgaba poderes. Como los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.
-Eso lo tomó de la Biblia.
-O la Biblia lo tomó de él.

Gran guerrera. Es mi heroína. Quiero ser como ella.

-¿Qué haces?
-Aprendo.

Los débiles se han apoderado de la Tierra. Para esto fui traicionado. Falsos dioses. Ídolos. Ya no más. He vuelto. Un nuevo mañana que comienza hoy.

 photo xmenapocalypse91_zpsxpmeoeux.jpg

-¿De dónde vienes?
-De una era anterior a que el hombre perdiera el rumbo.
-Bienvenido a los ochenta.
-Este mundo necesita ser purgado.

Pasó el momento. Ya no hay lugar para dioses.

¿Te acuerdas de Erik Lehnsherr? Mis chicas lo vieron en Polonia. Dejó a su paso
algunos cadáveres, incluyendo el de su esposa y de su hija. Pronto estará en las noticias, pero Caliban te lo anticipa.

No te temen a ti. Me temen a mí.

-Lamento decírtelo, pero no eres el más raro de la escuela.
-Pues es la primera vez.

-¿Azul?
-Al parecer, ahora tenemos eso en común.

Quiero que tú sientas todo el alcance de tu poder. Apenas has probado tu verdadera fuerza. A diferencia de otros que quieren controlarte quiero que seas libre.

-Es mi primera vez en Estados Unidos. Me emociona mucho ver su cultura.
-Pues aquí no la vas a ver. Lo único que tiene de estadounidense es que solía ser británico.

Levántate, ángel mío. Levántate.

 photo xmenapocalypse92_zpsbnvhtejo.jpg

-Charles quiere estudiantes, no soldados. Piensa lo mejor de las personas. Tiene esperanza. ¿Y tú?
-Creo que debemos esperar lo mejor. Y prepararnos para lo peor. Creo que el mundo necesita a los X-Men.

Piensen en la persona a la que más amen en el mundo. En su esposa. Madre. Hija. Ahora esa persona sabrá lo que es perder a un ser querido. Y vivir con ese dolor. Para siempre.

No me llamo Henryk. Mi nombre es Magneto.

-Quienquiera que sean... no intenten evitar que mate a estos hombres.
-No vine por ellos. Vine por ti.

-¿Quién eres?
-Elohim, Shen, Ra. Me han llamado de muchas formas en muchas vidas. Nací de la muerte. Estuve ahí para encender y avivar la llama del despertar del hombre. Para poner en marcha la civilización. Y cuando el bosque necesitaba desmalezarse para volver a crecer, yo estaba ahí para prenderle fuego.
-¿Dónde estabas cuando mis padres fueron asesinados en este lugar?
-Dormido. Atrapado en la oscuridad. No estuve ahí contigo, hijo mío. Pero estoy aquí ahora.

-Vas a ir tras él, ¿no es cierto?
-Querías que saliera más de la casa, ¿no?
-No puedo detenerte. Nadie puede. Pero créeme: esto no va a terminar bien. Con él, nada termina bien.
-No tengo miedo.
-Deberías.

Al menos estamos de acuerdo: la tercera siempre es la peor.

-En serio creí que podíamos cambiarlos tras lo de Washington.
-Lo haremos.
-No Charles. Aún nos odian y nos temen. Solo que ahora son más diplomáticos... Me harté de vivir esa mentira.
-¿Por eso no te presentas en tu color azul natural?
-No voy a ser el rostro de un mundo que no existe.
-Las cosas están mejor. El mundo está mejor.
-Tal vez en Westchester. Allá afuera, los mutantes aún huyen, se ocultan, viven con miedo. El que no haya guerra no significa que haya paz.Si quieres enseñarles algo, enséñales eso. Enséñales a pelear.

-Piensa en tu esposa, en tu hija. ¿Qué habrían querido?
-Habrían querido vivir.

 photo xmenapocalypse98_zps9znbahlp.jpg

Lo intenté a tu manera, Charles. Intenté ser como ellos. Vivir como ellos. Pero siempre termina del mismo modo. Me arrebataron todo. Ahora... nosotros les derribaremos todo.

Gracias por permitirme entrar.

No más piedras. No más lanzas. No más hondas. No más espadas. ¡No más armas! ¡No más sistemas! ¡No más! No más superpoderes.

Tanta fe en sus herramientas y en sus máquinas.

-¿Cómo sabes qué sentía?
-Sé lo que siente todo el mundo.

Puedo proteger sus mentes de tu poder. Es uno de los muchos poderes que he adquirido a lo largo de los milenios. Pero poder ver dentro de una mente... controlarla... ése es tu don.

-¿Vas a ser parte de toda esta muerte y destrucción?
-No conozco otra cosa.
-No es verdad. Sólo lo has olvidado.

Me muevo muy rápido. Pero al parecer siempre llego tarde.

Este mensaje es por una razón. Para decirles que los más fuertes de entre ustedes, aquellos que tienen el mayor poder... protejan a los que no lo tienen.

-Hay un animal ahí.
-No es un animal. Es un hombre.
-¿Quién es?
-Le arrebataron esa parte de sí.
-¿Qué quieres decir?
-Que lo convirtieron en una especie de arma.

-¿Qué le hiciste?
-Encontré una parte de su pasado y se lo devolví.

Se suponía que éste sería el centro del universo antes de que me traicionaran. Ahora lo será.

Borra por completo este mundo. Y guiaremos a quienes sobrevivan haciendo uno mejor.

 photo xmenapocalypse96_zpslgzrfirf.jpg

A pesar de todos mis dones, aún no poseo el que más necesito. Estar en todas partes. Ser todo el mundo.

-No todos podemos controlar nuestros poderes.
-Pues no lo hagan. Tienen que aceptarlos. Todos tenemos que hacerlo.

Eres mucho más de lo que crees. No todo es dolor e ira. También hay bondad. La sentí. No solo es a mí a quien abandonas.

Charles, no puedes entregarte. Si te tiene a ti, nos tiene a todos. Al mundo entero.

¿Quieres lo que yo tengo? ¿Quieres sentir lo que siento? ¡Bienvenido a mi mundo!

-¿Me traicionas?
-No. Los traicioné a ellos.

-Se terminó, Charles. Estás acabado. Ya eres mío.
-Jamás vas a ganar.
-¿Y por qué no?
-Porque estás solo. ¡Y yo no!

 photo xmenapocalypse99_zps2o2p1gid.jpg

-El mundo ya comenzó a reconstruir sus arsenales. Es la naturaleza humana, Charles.
-Aún tengo esperanza.

-¿No te despiertas a veces, a medianoche, con la sensación de que algún día vendrán por ti y por tus chicos?
-Así es. Sí.
-¿Qué es lo que haces cuando despiertas así?
-Siento mucha lástima por la pobre alma que llegue a mi escuela buscando problemas.

Olviden todo lo que crean saber. Lo que sea que hayan aprendido en la escuela. Lo que sus padres les hayan enseñado. ¡Nada de eso importa! Ya no son niños. Ya no son estudiantes. Son X-Men.

No hay comentarios.: