11.8.08

también le pasó a Jane Austen

Hace una semana comentamos el experimento que el periodista Chuck Ross hizo en 1982, enviando a varias agencias de guiones, el libreto de “Casablanca”, dejando en evidencia la falta de conocimiento de la mayoría de las gente que tiene como función evaluar nuevas ideas para una película.

Gracias a un comentario publicado por una amiga de la casa, la escritora Gabriela Margall, nos enteramos que algo parecido sucedió con Jane Austen.

El británico David Lassman se quedó con la sangre en el ojo cuando las principales editoriales de Gran Bretaña le rechazaron su novela. Como Chuck Ross, Lassman las dejó en evidencia al remitirles, maquillando tres novelas de Jane Austen (“Orgullo y prejuicio”, “La abadía de Northanger” y “Persuasión”) y firmándolas con seudónimo.

A vuelta de correo, 17 de las 18 editoriales que recibieron las novelas-trampas, rechazaron el original y no se dieron por enterados que esas historias ya habían sido escritas. Incluso cayó en la celada la editorial Penguin quien tiene en su catálogo una reedición de “Orgullo y prejuicio”. Sobre esta novela, el agente literario de J.K. Rowling (“Harry Potter”) no dio ninguna garantía que llegara a manos de un editor.

Más datos en la siguiente nota:

http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2007/07/20/jane-austen-hoy-no-encontraria-editor

Y como corolario, la opinión de Liz Foley de Random House que recordó que la propia Austen fue rechazada en 1797 y que sólo diéciseis años después logró editar “Orgullo y prejuicio”.

Gracias Gabriela!

No hay comentarios.: