27.5.10

algunos hallazgos

Photobucket
ROBIN HOOD
data: http://www.imdb.com/title/tt0955308/

La nueva versión de “Robin Hood” de Ridley Scott no puede evitar cierta corrección que la aleja emocionalmente aventuras. “Robin Hood” no está hecha para perdurar. Esa frialdad se transmite a su protagonista, Rusell Crowe, quien suele sintonizar con sus personajes; aquí, sin embargo, se lo ve en piloto automático, no muy seguro de lo que tiene que expresar.

Rescatamos, sin embargo, un par de hallazgos de esta versión. La primera, es haber contado esta historia desde otra perspectiva. Con mucha más referencias históricas, despojada de la leyenda, el guión de Brian Helgeland rescata la precuela del personaje tantas veces filmado. “Robin Hood” no cuenta la clásica historia del forajido escondido en el bosque, robándole a los ricos para darle a los pobres. Esta “Robin Hood” nos cuenta la historia de Robin Hood antes de Robin Hood. Nos muestra como Robin Longstride se convirtió en el bandido justiciero perseguido por el rey.

Photobucket

De a uno, aparecen los personajes archiconocidos de otras versiones (tanto literarias como cinematográficas). Presentaciones que evaden los lances acrobáticos, las luchas a muerte, los cruces heroicos. Hay escenas de batallas, pero realistas. Hay muerte, pero tosca, sucia, grosera, como la que existían en los verdaderos campos de batalla. Sin glamour, “Robin Hood” nos lleva a las islas británicas cuando el reino tambaleaba ante la agresión francesa.

Otro acierto del guión es que los personajes bordean las zonas grises. Podemos entender las razones de geopolítica del Rey Juan Sin Tierra, la pasión inútil por las guerras de Ricardo Corazón de León, la astucia de Leonor de Aquitania. Hay golpes palaciegos, razones de política, sapos a tragarse que ennoblecen la historia, porque la hacen funcional a la conformación de un estado.

Photobucket

Hay una idea en el filme que es el principal aporte a la trama y, por su fuerza, la que se sostiene todo el tiempo. La idea de la necesidad del soberano de tener súbditos y la conciencia de ellos de que, sin ese número vital, el mandatario no es nada. Los súbditos necesitan un rey que los guíe, pero él no es nada sin ellos. Y si el rey no comprende que no puede ponerle el pie sobre la cabeza de su pueblo, éste se lo hará entender. No importa cuántas veces tengan que ponerse de pie, cuantos veces los corderos se levanten como leones, tantas veces como sea necesaria. Finalmente, el rey deberá ceder y aceptar un mínimo de leyes a respetar. Porque, sencillamente, sin sus súbditos, el gobernante no es nadie.

Una mención, breve pero no menos meritoria, para Cate Blanchett, William Hurt y Max von Sydow.

Photobucket

Frases:

-¿Cuál es tu opinión sobre mi cruzada? ¿Dios está gustoso de mis sacrificios?
-No lo está.
-¿Por qué lo dices?
-La masacre de los sarracenos…
-Habla en voz alta.
-Cuando capturamos mil musulmanes, incluidas mujeres y niños. Una estaba a mis pies, mirándome. No había miedo en sus ojos. Sólo esperaba. Sabía que cuando lo ordenarás, ellos morirían y nosotros nos quedaríamos sin Dios. Todos. Sin Dios.

¿Cómo sabes que aquellos caballeros que vemos de noche son caballeros? No hay ninguna diferencia entre un caballero y un hombre común. Salvo sus ropas.

Photobucket

Los reyes necesitan a sus súbditos más que ellos a sus reyes.

Cuando los franceses llegan, todos somos ingleses.

-¿Qué quieren? ¿Un castillo para cada hombre?
-El hogar de un inglés es su propio castillo.

Muchas leyes deben ser cambiadas en la tierra del Rey Juan.

Photobucket

2 comentarios:

Mapache Dormido dijo...

Es verdad, si bien esta pelicula no es una obra maestra y se siente algo lenta la mayor parte en lo personal me pareció mejor que la versión de Kevin Costner, que si bien tiene más acción y momentos climáticos resulta algo absurda...incluso un poco tonta.

Igual para mi la mejor rendición a Robin Hood ha sido la de Disney :P jajajaja

Bella dijo...

La vi el finde pasado y la verdad es que me gustó mucho. Tiene todo lo necesario para lograr una aventura épica correcta e incluso le agrega un toque histórico.
Hubo un par de errores (el intento de invasión de los franceses no fue exactamente en esa fecha y de esa forma; la Carta Magna se firmó muuuuuuuchos años más tarde y consistía en una serie de derechos para los nobles, no los siervos) que de todos modos no le restan tanto mérito.
Me gustó también que este Robin sea más humano, aunque a veces sí, parecía en auto-pilot. Y me gusta que nos lo muestren despojado de la leyenda...

All in all, es una buena película que debe ser vista, si es en el cine, mejor!