27.5.11

frases de “Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas”

Photobucket

La fuente te pondrá a prueba.

Pensé que debía avisarte que estábamos tomando el barco. Nada personal.

No vi miedo en los ojos de los españoles cuando nos pasaron. ¿Somos o no somos Hombres del Rey?

Si no asesinas un hombre cada tanto, ellos olvidan quién eres.

-¿Todo es parte del plan, sí?
-No.

-Usted está en presencia de Jorge Augusto Duque de Brunswick-Lüneburg, Alto Tesorero y Príncipe del Sacro Imperio Romano, Rey de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Y suyo.
-No me suena familiar.

-Perdí el “Perla Negra” cuando perdí mi pierna…
-¿Perdió el “Perla”?
-Sí. Lo defendimos fuertemente, pero al final se hundió. Era una joya.
-De haberlo defendido bien, estaría hundido con él.

Photobucket

-¿Tanto tiempo ha estado perdiendo que ha decidido pasarse del lado de los vencedores?
-Es la oportunidad de conocer otra clase de gente.
-Entendí todo. Menos la peluca.

-¿Parece que está cara visitó la Fuente de la Juventud?
-Depende de cómo dé la luz…

Creo que casi te mato una o dos veces.

-No te preocupes, Jack. Te perdoné hace mucho tiempo.
-¿Por qué? ¿Por qué te fuiste?
-Te recuerdo que fuiste tú el que me abandonó…
-Un caballero le permite a una mujer mantener sus creencias y fantasías.

-Usted me traicionó. Me sedujo y me utilizó. Yo era inocente. No conocía hombres.
-Demostraste una gran práctica…
-Estaba lista para hacer mi juramento y usted... ¡Se olvidó que estaba en un monasterio español!
-Creí que era un burdel. Me equivoqué.

-Usted no está confundido. Usted tiene miedo. Miedo de seguir el camino justo…
-No, señor. La verdad es más simple: soy un hombre malo.

Photobucket

¿Sabes cuándo me siento más cerca del Creador? Cuando veo el sufrimiento y la agonía. Parece que veo más claro su diseño del mundo.

-¡Hombre al agua!
-No. ¡Un desertor!

-Vino, música, luz de las velas… creo fue una vez, una situación así, Jack…
-Sí, me acuerdo bien… un delirio sordo, un compañero apasionado, fiesta… ¿te acuerdas de lo mismo, verdad?
-La Martínica… Traté de matarte en Santo Domingo.
-Ya no me acuerdo.

-¿Así que para mentirme me dijiste la verdad?
-Sí.
-Muy inteligente. Nunca lo había hecho.
-Estoy segura que lo harás.

¿Has tenido esa sensación, cuando estás en un lugar muy alto, de saltar? Bueno, yo no.

¡Tal belleza! Y sin embargo… es letal.

-Usted es diferente.
-¿Diferente? No.
-Usted protege.

Photobucket

Cuando cuarenta piratas sueñen cuarenta noches de tesoros, no sería tal riqueza como la que hay en esta sala.

Si no te gusta… reza.
He estado engañado. No todas las almas se pueden salvar. La suya, no.

-¿Estás segura?
-Sí. Soy mujer como ella.

Nuestro propio buque se volvió contra nosotros. La tripulación estaba atrapada y las cuerdas acababan con la última gota de vida. Las cadenas se enredaron en mi pierna. Pero mis brazos estaban libres y tenía una espada en la mano. Yo soy el Señor de mi barco. No Barba. Yo soy el Señor de mi destino. No Barba. Hice lo que tenía que hacer. Yo sobreviví.

Un momento… quiere entender una cosa. ¿Todos ustedes se van a matar con todos ustedes y viceversa, porque ellos dos se quieren matar? ¿Qué sentido tiene? Digo… que luchen entre sí, mientras nosotros los miramos pelear tomando copas y haciendo apuestas…

¡No quiero ver esa sonrisa en tu cara cuando te mato!

Que alguien tome nota del coraje de ese hombre.

Sólo Dios y su veneración dan la vida eterna. Esta fuente es pagana. ¡Destruid este templo profano!

Photobucket

-Usted es un tonto. Ha buscado lo que sólo la fe puede proporcionar. -¿La fe? La creencia no tiene suficiente luz para volver las cosas más claras pero es suficientemente oscura para los ciegos.

Creo que hice que Barbanegra hiciera lo que cualquier padre hubiera hecho.

Si tuvieras una hermana y un perro, elegiría el perro.

-¡Estoy embarazada! ¡El niño es tuyo!
-Yo no recuerdo haber estado…
-¡Estabas borracho!
-En realidad, nunca estuve tan borracho…

Mía es la venganza.

¡Todo el mundo a sus puestos! ¡Muévanse cucarachas! La estación de seca ha sido buena. ¡Pero ahora necesito el mar y el cielo! ¡A Tortuga!

¡Odio a ese mono!

La Fuente es realmente tentadora. Pero es mejor no saber cuáles serán tus últimos momentos… La más pequeña de las criaturas vive en el misterio infinito. ¿Y quién dice que no vaya a vivir por siempre? “Descubridor de la Fuente de la Juventud”. No tengo opción respecto a eso, Gibbs. Mi vida es la vida de pirata.

Photobucket

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Asi que hay otro Sparrow mancillando mi buen nombre?

marta bloger estinson dijo...

tu as robado mi yo , y e venido a recuperarme a mi mismo

Dádileb dijo...

El contramaestre (Zombi Budú) ve cosas antes de que pasen. El ha dispuesto mi muerte, la suerte lo ha decretado. Los hilos del destino se entrelazan. -Dijo Barbosa-

-¿Creo que eres ridículamente, confiado en la suerte? Amigo. -Respondió Jack-

-¿Y tú?

- ¿Yo?, Soy escéptico en predicciones, del futuro, incluyendo mi futuro. Sería una locura luchar contra el destino, pero estoy muy tentado a engañarlo.

nestor daniel hermosilla torrez dijo...

que no fue barba negra?

Anónimo dijo...

Pirata siempre seré